Ads 468x60px

Featured Posts

viernes, abril 18, 2014

Novena a la Divina Misericordia que Jesús me ordenó escribir y hacer antes de la Fiesta de la Misericordia. Empieza el Viernes Santo.

Deseo que durante esos nueve días lleves a las almas a la Fuente de Mi Misericordia para que
saquen fuerzas, alivio y toda gracia que necesiten para afrontar las dificultades de la vida y especialmente en la hora de la muerte. 

Cada día traerás a Mi Corazón a un grupo diferente de almas y las sumergirás en este mar de Mi misericordia. 

Y a todas estas almas Yo las introduciré en la casad de Mi Padre. 

Lo harás en esta vida y en la vida futura. Y no rehusaré nada a ningún alma que traerás a la Fuente de Mi Misericordia. 

Cada día pedirás a Mi Padre las gracias para estas almas por Mi amarga Pasión.

Contesté: Jesús, no sé como hacer esta novena y qué almas introducir primero en Tu muy misericordioso
Corazón. Y Jesús me contestó que me diría, día por día, qué almas debía introducir en Su Corazón. (D. 1209)

Aquí para descargar la novena para imprimir:
Nota: Al dar click en DOWNLOAD te aparece un mensaje que dice registrarte pero no tienes que hacerlo, solo espera y se bajará el archivo. Es gratis, sin registro. Dios te bendiga.
( Aunque salga la vista previa sigue haciendo click en el botón download y se guardará)

jueves, abril 17, 2014

Meditar en la Dolorosa Pasión de Jesus, Jueves santo

"(14) 25 III 1937. Jueves Santo. Durante la Santa Misa vi al Señor que me dijo: Apoya tu cabeza sobre Mi pecho y descansa. El Señor me abrazó a su Corazón y dijo: Te daré una pequeña parte de Mi Pasión, pero no tengas miedo, sino que sé valiente; no busques alivio, sino que acepta todo con  sumisión a Mi voluntad.

Mientras Jesús se despedía de mi, un dolor tan grande estrechó mi alma que es imposible expresarlo. Me abandonaron las fuerzas físicas, Salí rápidamente de la capilla y me acosté en la cama. Me olvidé de lo que pasaba alrededor de mi, mi alma estaba deseando al Señor y toda la amargura de su Corazón divino se comunicó a mí. Eso duró no más de tres horas.

Rogué al Señor que me preservara de la vista de los que me rodeaban. Aunque traté, no pude tomar ningún alimento durante todo el día, hasta la noche. Deseaba ardientemente pasar toda la noche en la oscuridad con el Señor Jesús. Recé hasta las once, a las once el Señor me dijo: Ve a descansar, te he hecho vivir durante tres horas lo que he sufrido durante toda la noche. Y en seguida me acosté en la cama.

Estaba completamente sin fuerzas físicas, la pasión me las quitó del todo. Todo el tiempo estaba como desmayada, cada latido del Corazón de Jesús repercutía en mi corazón y traspasaba mi alma.

Ciertamente si ese martirio hubiera sido solamente mío, habría sufrido menos, pero cuando miraba a Aquel a quien mi corazón había amado con todas las fuerzas, que Él sufría y yo no le podía dar ningún alivio, mi corazón se despedazaba en el amor y la amargura. Agonizaba con Él y no podía morir; pero no cambiaria ese martirio por todas las dichas del mundo.

En ese sufrimiento mi amor aumentó de modo indecible. Sé que el Señor me sostenía con su omnipotencia ya que de otro modo no habría podido resistir ni un momento. Viví junto con Él toda clase de tormentos de modo singular. El mundo no conoce todavía todo lo que Jesús ha sufrido.  Le hice compañía en el Huerto de los Olivos y en la oscuridad del calabozo, en los interrogatorios de los tribunales, estuve con Él en cada etapa de su Pasión; no se ha escapado a mi atención ni un solo movimiento, ni una sola mirada Suya, conocí toda la omnipotencia de su amor y de su misericordia hacia las almas.” (D. 1053-1054)

Hágase en mi, oh Dios, no según lo que yo quiera sino según tu voluntad

( Nos dice ) Jesús: Alma Mía, haz el propósito de no contar nunca con los hombres. 

Harás muchas cosas si te abandonas totalmente a Mi voluntad y dices: Hágase en mi, oh Dios, no según lo que yo quiera sino según tu voluntad. 

Has de saber que estas palabras pronunciadas del fondo del corazón, en un solo instante elevan al alma a las cumbres de la santidad. 

Me complazco especialmente en tal alma, tal alma Me rinde una gran gloria, tal alma llena el cielo con la fragancia de sus virtudes; pero has de saber que la fuerza que tienes dentro de ti para soportar los sufrimientos la debes a la frecuente Santa Comunión; pues ven a menudo a esta fuente de la misericordia y con el recipiente de la confianza recoge cualquier cosa que necesites.

(Extracto del Dialogo de Jesús con el alma que sufre Diario 1487)

martes, abril 15, 2014

He puesto mi confianza en Dios y no tengo miedo de nada

El amor expulsa el temor del alma. Desde que amé a Dios con todo mí ser, con toda la fuerza de mi corazón, desde entonces cedió el temor y aunque me digan no sé qué de su justicia, no le tengo miedo en absoluto, porque lo conocí bien: Dios es el Amor y su Espíritu es la paz.

Y ahora veo que mis obras que surgieron del amor son más perfectas que las obras que cumplí por temor.

He puesto mi confianza en Dios y no tengo miedo de nada, me he entregado totalmente a su santa voluntad; que haga de mi lo que quiera y yo, de todas maneras, Lo amaré siempre.

(D. 589)



domingo, abril 13, 2014

Que importante es la fidelidad en cumplir la Voluntad de Dios

+ Una vez, cuando rogaba mucho a los santos jesuitas, de repente vi al Ángel custodio que me llevó delante del trono de Dios; pasé entre grandes huestes de santos, reconocí a muchos por sus imágenes;

vi a muchos jesuitas que me preguntaron: ¿De qué Congregación es esta alma? Cuando les contesté, preguntaron: ¿Quién es tu director? Contesté que el Padre Andrasz.

Cuando quisieron seguir hablando, mi Ángel Custodio hizo la señal de callar y pasé delante del trono mismo de Dios. Vi una claridad grande e inaccesible, vi el lugar destinado para mí en la cercanía de Dios, pero cómo es, no sé, porque lo cubría una nube, pero mi Ángel Custodio me dijo: Aquí está tu trono, por la fidelidad en el cumplimiento de la voluntad de Dios. (D. 683)

viernes, abril 11, 2014

En la insondable misericordia de Dios está toda mi esperanza


+ Durante los tormentos mas duros fijo mi mirada en Jesús crucificado;

no espero ayuda de parte de los hombres, sino que tengo mi confianza en Dios;

en su insondable misericordia está toda mi esperanza.
(D. 681)

Que la fidelidad a la gracia del Señor sea su característica

"Ahora, en esta Cuaresma, a menudo siento la Pasión del Señor en mi cuerpo; todo lo que sufrió Jesús, lo vivo profundamente en mi corazón, aunque por fuera mis sufrimientos no se delatan por nada, solamente el confesor sabe de ellos.

Una breve conversación con la Madre Maestra. Cuando le pregunte por algunos detalles para progresar en la vida interior, esta santa Madre me contesto a todo con gran claridad de argumentos.

Me dijo: Si usted, hermana, continua cooperando así con la gracia de Dios, estará a un paso de una estrecha unión con Dios. Usted, comprende en que sentido lo digo. Que la fidelidad a la gracia del Señor sea su característica. No a todas las almas Dios las conduce por este camino." (D. 203-204)

miércoles, abril 09, 2014

Que todas las almas tomen vida de ella.

Hoy el Señor me dijo:  

He abierto Mi Corazón como una Fuente viva de Misericordia. Que todas las almas tomen vida de ella. 

Que se acerquen con gran confianza a este mar de misericordia. 

Los pecadores obtendrán la justificación y los justos seran fortalecidos en el bien. 

Al que haya depositado su confianza en Mi misericordia, en la hora de la muerte le colmaré el alma con Mi paz divina. (D. 1520)

lunes, abril 07, 2014

Si hay en la tierra un alma verdaderamente feliz, ésta es solamente un alma verdaderamente humilde.

"Oh Jesús mío, no hay nada mejor para un alma que las humillaciones.

En el desprecio está el secreto de la felicidad; cuando el alma llega a conocer que es una nulidad, la miseria personificada y que todo lo que tiene de bueno en si misma, es exclusivamente don de Dios, cuando el alma ve que todo lo que tiene en si le ha sido dado gratuitamente y que de si tiene solamente la miseria, esto la mantiene continuamente humilde delante de la Majestad de Dios y Dios, viendo tal disposición del alma, la persigue con sus gracias.

Cuando el alma se hunde en el abismo de su miseria, Dios hace uso de su omnipotencia para enaltecerla. Si hay en la tierra un alma verdaderamente feliz, ésta es solamente un alma verdaderamente humilde.

Al principio el amor propio sufre mucho a causa de eso, pero si el alma enfrenta valerosamente repetidos combates, Dios le concede mucha luz en la que ella ve lo miserable y engañoso que es todo.

En su corazón esta solamente Dios; un alma humilde no confía a si misma, sino que pone su confianza en Dios. Dios defiende al alma humilde y Él Mismo se introduce en las cosas de ella y entonces el alma permanece en máxima felicidad que nadie puede comprender." (Diario 593)

sábado, abril 05, 2014

Oh Bondad infinita, ¿Quién puede adorarte dignamente?

"Oh Santa Trinidad, Único Dios, inconcebible en la grandeza de la misericordia hacia las criaturas y especialmente hacia los pobres pecadores.

Has revelado el abismo de Tu misericordia inconcebible, impenetrable para toda mente humana o angélica. Nuestra nulidad y nuestra miseria se hunden en Tu grandeza.

Oh Bondad infinita, ¿Quién puede adorarte dignamente? ¿hay algún alma que entienda tu amor? Oh Jesús, tales almas existen, pero son pocas." (Diario 361)

"Oh Santa Trinidad, Dios eterno, deseo resplandecer en la corona de Tu misericordia como una piedra pequenita cuya belleza depende de la luz de Tu rayo y de Tu misericordia inconcebible.

Todo lo que hay de bello en mi alma, es Tuyo, oh Dios; yo de por mi siempre soy nada". (Diario 617)

jueves, abril 03, 2014

Todas tus miserias han sido quemadas en el fuego de Mi amor

"...Terminada la hora fui delante del Santísimo sacramento y como la miseria y la nada más grandes, le suplique por su misericordia y que se dignara sanar y purificar mi pobre alma. De repente oí estas palabras:  

Hija Mía, todas tus miserias han sido quemadas en el fuego de Mi amor, como una pajita arrojada en unas llamas enormes. 
Y con esta humillación atraes a ti y a otras almas todo el mar de Mi misericordia.

Y contesté: Jesús, forma mi pobre corazón según Tu divina complacencia." (D.174)

martes, abril 01, 2014

Oh, qué grande es la gracia de tener al director espiritual

"Oh, qué grande es la gracia de tener al director espiritual. Se progresa mas rápidamente en las virtudes, se conoce mas claramente la voluntad de Dios, se la cumple mas fielmente, se avanza en un camino cierto y seguro. El director espiritual sabe evitar las rocas contra las cuales [el alma] podría estrellarse.

Dios me concedió esta gracia más bien tarde, pero gozo de ella mucho, viendo como Dios consiente los deseos del director espiritual. Menciono un solo hecho de entre un millar que me sucede. Como de costumbre, una noche pedí al Señor Jesús que me diera los puntos para la meditación del día siguiente. Recibí la respuesta: Medita sobre el profeta Jonás y sobre su misión.

Agradecí al Señor, pero dentro de mí empecé a pensar: Que meditación tan diferente de otras. Sin embargo, con toda la fuerza del alma trataba de meditar y en aquel profeta me descubrí a mi, en el sentido de que yo también con frecuencia me excusaba delante de Dios [diciendo] que otra persona podría cumplir mejor su santa voluntad, sin entender que Dios lo puede todo, que tanto mas destaca todo su poder, cuanto mas mísero es el instrumento que utiliza. Dios me lo explicó.

Por la tarde hubo confesion de la Comunidad. Cuando presenté al director espiritual el temor que me envuelve a razon de esta misión a la que Dios me utiliza como un instrumento inhábil, el Padre espiritual me contestó que queramos o no queramos, debemos cumplir la voluntad de Dios y me dio el ejemplo del profeta Jonas. Terminada la confesión, contemplaba como el confesor sabia que Dios me había mandado meditar sobre Jonás, ya que yo no le había hablado de eso.

Entonces oí estas palabras: El sacerdote, cuando Me sustituye, no es él quien obra, sino Yo a traves de él, sus deseos son Mios. Veo como Jesús defiende a sus sustitutos. Él Mismo interviene en su actuar." (D. 331)

sábado, marzo 29, 2014

Un consejo muy provechoso


Si alguien no ha hecho una confesión general de toda su vida, sepa que le servirá de gran provecho para su adelanto espiritual y para la paz de su espíritu el que se consiga un librito que hable acerca de como hacer una buena confesión y lo lea despacio dos o tres veces, y despues busque un seacerdote comprensivo y muy espiritual y haga una confesión de todos los pecados que recuerde de su vida.

Aquí una "Guía para hacer una buena confesión" puedes bajarla e imprimirla.


Vera que alegría tan profunda la que va a sentir. Es un comenzar una nueva etapa de su vida en cero pecados.

Es un "borron y cuenta nueva".


Y pídale al confesor que le conceda tambien la absolución de todos aquellos pecados que se le hayan olvidado o se le hayan quedado sin confesar. Entonces sí que se cumplirá lo que dijo Jesús: "A todo el que le perdonen los pecados le quedan perdonados" (Jn. 20,23)

Pedir esto es como repetir lo que el salmista le suplicaba al Señor: "Oh Dios: perdóname los pecados que se me ocultan" (Salmo 18). Y Jesucristo nos dirá lo que le dijo al paralítico y a la pecadora: "tus pecados quedan perdonados".

¿Qué mejor nos puede decir?
Será la más consoladora de todas sus noticias.

Aquí un artículo de la Misericordia de Dios con todos nosotros los pecadores.

Fuente: Combate espíritual. P. Lorenzo Scúpoli

jueves, marzo 27, 2014

Necesidad diaria de hacer obras de misericordia


 Autor: Bryan S.Tatcher, Apóstoles Eucarísticos de la Divina Misericordia.
Libro: La Divina Misericordia una forma de Vida


El mensaje de la Divina Misericordia se trata de más que de una devoción: es una Forma de Vida.

Mientras que es importante y apropiado venerar la imagen del Salvador Misericordioso y rezar a las 3 de la tarde el Viacrucis, o la Coronilla a la Divina Misericordia todos los días, si estas acciones no nos llevan a una confianza más profunda en Dios, a una capacidad mayor de perdonar a aquellos que nos han ofendido y a un deseo más fuerte de ser misericordiosos con los demás, entonces los aspectos devocionales han hecho poco para acercarnos a Jesús.

Es importante que entendamos la necesidad diaria de hacer obras de misericordia, especialmente con los marginados, los ignorados, los rechazados, los incapacitados, los ancianos y los moribundos.




martes, marzo 25, 2014

Todo por Dios y por las almas

"Hice una hora de adoración en agradecimiento por todas las gracias que me habian sido concedidas y por toda la enfermedad; la enfermedad tambien es una enorme gracia.

Estuve enferma cuatro meses pero no recuerdo que hubiera perdido por eso un solo minuto. Todo por Dios y por las almas, deseo serle fiel en todas partes.

En esa adoración conocí todo el cuidado y la bondad con la que Jesús me rodeaba y protegía de todo mal.

Jesús, Te doy gracias especialmente por haberme visitado en la soledad de mi celda y Te agradezco por haber inspirado a mis Superioras para que me enviaran a realizar ese tratamiento.

Concédeles, Jesús, la omnipotencia de Tu bendicion y recompénsales por todas las pérdidas sufridas por mí." (Diario 1062)

sábado, marzo 22, 2014

Aprovecha todas las oportunidades


Aprovechemos para ofrecer todos nuestros cansancios y sufrimientos a Nuestro Querido Dios.

"¡Oh vida gris y monótona, cuantos tesoros encierras!

Ninguna hora se parece a la otra, pues la tristeza y la monotonía desaparecen cuando miro todo con los ojos de la fe.

La gracia que hay para mí en esta hora no se repetirá en la hora siguiente.

Me será dada en la hora siguiente, pero no será ya la misma. El tiempo pasa y no vuelve nunca.

L
o que contiene en si, no cambiaria jamás; lo sella con el sello para la eternidad. "(Diario 62)

lunes, marzo 10, 2014

Trabajo interior particular


Hemos de recordar que una de las cosas que nos dijo Nuestro Señor que es necesario para seguirle es negarse a uno mismo, como bien nos dice Santa Faustina:

"Trabajo interior particular, es decir, examen de conciencia. Sobre negarme a mi misma y mi propia voluntad.

I. Negación de la razón, es decir, someterla a la razón de aquellos que aquí en la tierra sustituyen para mí a Dios

II. Negación de la voluntad, es decir, cumplir la voluntad de Dios que se me revela a través de la voluntad de aquellos que aquí sustituyen para mi a Dios y que esta expresada en las reglas de nuestra Congregación.

III. Negación del juicio, es decir, aceptar inmediatamente sin pensar, sin analizar, sin razonar cualquier orden que recibo de aquellos que sustituyen para mi a Dios.

IV. Negación de la lengua. No le daré la mas pequeña libertad; en un solo caso se la daré total, es decir en proclamar la gloria de Dios. 

Siempre cuando recibo la Santa Comunión, pido que Jesús se digne reforzar y limpiar mi lengua, para que yo no hiera con ella al prójimo. De ahí que tenga el máximo respeto para la regla que habla del silencio." (Diario 375)

Creo que esto no es facil pero hay que pedirle mucha ayuda a Nuestro Buen Dios para que El nos dé la fuerza necesaria para lograrlo.

sábado, marzo 08, 2014

En el día del Juicio se conocerá todo lo que sufrió Jesús por nosotros


"(113) + Hoy he pasado toda la noche con Jesús en el calabozo. Es una noche de adoración. Las hermanas rezan en la capilla. Yo me uno a ellas espiritualmente, porque la falta de salud no me permite ir a la capilla.

Pero como no he podido dormir en toda la noche, la he pasado junto con Jesús en el calabozo. Jesús me hizo conocer los sufrimientos que alli había padecido. El mundo los conocerá el dia del juicio."

"Diles a las almas, hija Mia, que les doy Mi misericordia como defensa, lucho por ellas Yo solo y soporto la justa ira de Mi Padre."

(Diario  1515 -1516)

martes, marzo 04, 2014

La confianza en Jesús es la clave

Jane y Sonny Calapai de Yorktown Heights, NY, son visitantes frecuentes del Santuario Nacional de la Divina Misericordia en Stockbridge, Massachusetts. Jane comparte la forma en que ha aprendido a seguir el llamado de Jesús a rendirse en la confianza a Él:

 "Uno de mis principales luchas ha sido la de confiar en Dios y poner todo en manos de Dios. Soy una personalidad alfa, supongo que lo llamaría. Tengo que controlar las cosas.

 Hemos tenido un montón de problemas en nuestra familia. Sonny tiene que vivir en Nueva Jersey, porque su trabajo se mudó allí. Su madre tiene Alzheimer. La salud de mis padres está fallando. Tenemos hijos adolescentes. Hasta hace poco, cuando surgió la crisis, yo siempre pensaba: "Yo lo arreglo", en vez de dárselo a Dios. O que le daría a Dios, pero enseguida tomar de nuevo y tratar de arreglar todo por mí misma.

He estado interesada en el mensaje de la Divina Misericordia durante unos 15 años, y, por supuesto, la confianza es tan fundamental para el mensaje. Y aquí estaba yo, luchando constantemente con confianza. Luego, en diciembre, yo tuve cáncer, y todo cambió. Cuando yo estaba en el hospital, lo único que hice fue orar.

Mi esposo viene y dice, "No puedo creer lo tranquila que estás." Fue porque yo estaba en oración constante. Yo estaba rindiéndome a Él en confianza - por último. Le dije a Dios que si era mi hora de morir, bien, pero que sentía que había trabajo para mí que hacer aquí.

Ahora estoy curada, gracias a Dios. Siento que Dios está cuidando de mí. La enfermedad fue una experiencia que cambia la vida. Yo había estado trabajando mucho. Yo tenía mi empresa propia contabilidad.

Pero, cuando salí del hospital, decidí no volver a trabajar. No necesitamos el dinero, pero yo nunca hubiera creído esto antes de enfermar. Así que ahora tengo todo este tiempo. Siempre he querido trabajar con perros de terapia, pero yo siempre decía: "Algún día".

Bueno, finalmente me di cuenta de que "algún día" es "hoy". Tengo el perrito ahora. Lo estamos entrenando para que pueda llevarlo a los hospitales y asilos de ancianos para ayudar a las personas enfermas que se siente solas, deprimidas y retraídas.

Sonny le dirá, estoy mucho más tranquila en estos días. Por ejemplo, justo antes de salir para el la Capilla de Misericordia el domingo, el cachorro de masticó la alfombra. Yo pensé "no me importa." Va a ser un perro de terapia. Él va a traer tanta felicidad a los niños en las unidades oncológicas y las salas de diálisis. Así que se puede comer de la alfombra.

 La confianza, esa es la clave."

Santa Faustina prometió: "Mi misión continuará después de mi muerte." Damos la bienvenida a sus informes de gracias y favores recibidos a través de su intercesión. Por favor, por e-mail fcarroll@marian.org. (en inglés)Por: Jane and Sonny Calapai

Traducción: Ailyn
Fuente: Mercy Meditations (Meditaciones de Misericordia)

domingo, marzo 02, 2014

Los mensajes que dió Nuestro Señor son para cada uno de nosotros

Recordemos que estos mensajes que dió Nuestro Señor son también para cada uno de nosotros, para cada alma.

Nos cuenta Santa Faustina: "Una vez el Señor me dijo:

Mi Corazón ha sido conmovido por una gran compasión hacia ti, hija Mía queridísima, cuando te he visto hecha pedazos por el gran dolor que sufrías mientras deplorabas tus pecados.

Yo veo tu amor tan puro y sincero que te doy la prioridad entre las vírgenes, tú eres el honor y la gloria de Mi Pasión.

Veo cada humillación de tu alma y nada se escapa a Mi atención; elevo a los humildes hasta Mi trono, porque así es Mi voluntad."

El está siempre presente en nuestras vidas.

viernes, febrero 28, 2014

Dios nos guía para conocer Su Voluntad

Santa Faustina al principio que llegó a Varsovia buscó ingresar en varios conventos de los cuales en todos la despedían le decían que por una u otra cosa no podría entrar allí, ahí se vió cual era la Voluntad de Dios, pues hasta que llegó al Convento de las Hermanas de la Madre de la Misericordia (que fué donde se quedó) ahí si la admitieron. Posteriormente al entrar pensó mejor buscar otro convento, pero esto no era la Voluntad de Dios.

"Sin embargo, tres semanas después vi que aquí había muy poco tiempo para la oración y que muchas otras cosas me empujaban interiormente a entrar en un convento de regla más estricta. Esta idea se clavó en mi alma, pero no había en ella la voluntad de Dios.

No obstante, la idea, es decir la tentación, se hacia cada vez mas fuerte hasta que un día decidí hablar con la Madre Superiora y salir decididamente. Pero Dios guió las circunstancias de tal modo que no pude hablar con la Madre Superiora . Antes de acostarme, entré en una pequeña capilla y pedí a Jesús la luz en esta cuestión, pero no recibí nada en el alma, solo me lleno una extraña inquietud que no llegaba a comprender. A pesar de todo decidí que a la mañana siguiente, después de la Santa Misa, le comunicaría a la Madre Superiora de mi decisión."

"Volví a la celda, las hermanas estaban ya acostadas y la luz apagada. No sabia que Hacer [conmigo]. Me tiré al suelo y empecé a rezar con fervor para conocer la voluntad de Dios. En todas partes había un silencio como en el tabernáculo. Todas las hermanas como las hostias blancas, descansan encerradas en el cáliz de Jesús, y solamente desde mi celda Dios oye el gemido de mi alma. No sabia que después de las nueve, sin
autorización no estaba permitido rezar en las celdas.



Después de un momento, en mi celda se hizo luz y en la cortina vi. el rostro muy dolorido del Señor Jesús. Había llagas abiertas en todo el rostro y dos grandes lágrimas caían en la sobrecama. Sin saber lo que todo eso significaba, pregunte a Jesús: Jesús, ¿Quién te ha causado tanto dolor? Y Jesús contestó: Tú Me vas a herir dolorosamente si sales de este convento. Te llamé aquí y no a otro lugar y te tengo preparadas muchas gracias. Pedí perdón al Señor Jesús e inmediatamente cambié la decisión que había tomado." (D. 17-18)

miércoles, febrero 26, 2014

Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.


"Dulce es el nombre de misericordia, hermanos muy amados; y, si el nombre es tan dulce, ¿cuánto más no lo será la cosa misma? Todos los hombres la desean, mas, por desgracia, no todos obran de manera que se hagan dignos de ella; todos desean alcanzar misericordia, pero son pocos los que quieren practicarla.

Oh hombre, ¿con qué cara te atreves a pedir, si tú te resistes a dar? Quien desee alcanzar misericordia en el cielo debe él practicarla en este mundo. Y, por esto, hermanos muy amados, ya que todos deseamos la misericordia, actuemos de manera que ella llegue a ser nuestro abogado en este mundo, para que nos libre después en el futuro. Hay en el cielo una misericordia, a la cual se llega a través de la misericordia terrena. Dice, en efecto, la Escritura: Señor, tu misericordia llega al cielo.

Existe, pues, una misericordia terrena y humana, otra celestial y divina. ¿Cuál es la misericordia humana? La que consiste en atender a las miserias de los pobres. ¿Cuál es la misericordia divina? Sin duda, la que consiste en el perdón de los pecados. Todo lo que da la misericordia humana en este tiempo de peregrinación se lo devuelve después la misericordia divina en la patria definitiva. Dios, en este mundo, padece frío y hambre en la persona de todos los pobres, como dijo él mismo: Cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis. El mismo Dios que se digna dar en el cielo quiere recibir en la tierra.

¿Cómo somos nosotros, que, cuando Dios nos da, queremos recibir y, cuando nos pide, no le queremos dar? Porque, cuando un pobre pasa hambre, es Cristo quien pasa necesidad, como dijo él mismo: Tuve hambre, y no me disteis de comer. No apartes, pues, tu mirada de la miseria de los pobres, si quieres esperar confiado el perdón de los pecados. Ahora, hermanos, Cristo pasa hambre, es él quien se digna padecer hambre y sed en la persona de todos los pobres; y lo que reciba aquí en la tierra lo devolverá luego en el cielo.

Os pregunto, hermanos, ¿qué es lo que queréis o buscáis cuando venís a La iglesia? Ciertamente la misericordia. Practicad, pues, la misericordia terrena, y recibiréis la misericordia celestial. El pobre te pide a ti, y tú le pides a Dios; aquél un bocado, tú la vida eterna. Da al indigente, y merecerás recibir de Cristo, ya que él ha dicho: Dad, y se os dará. No comprendo cómo te atreves a esperar recibir, si tú te niegas a dar. Por esto, cuando vengáis a la iglesia, dad a los pobres la limosna que podéis, según vuestras posibilidades."

Autor: San Cesáreo de Arlés. Sermón 25,1

lunes, febrero 24, 2014

Diálogo de Dios misericordioso con nuestras almas

La Misericordia de Dios oculto en el Santísimo Sacramento; la voz del Señor que nos habla desde el trono de la misericordia: Venid a Mí todos.

Diálogo de Dios misericordioso con el alma pecadora:

Nos dice Jesús: No tengas miedo, alma pecadora, de tu Salvador; Yo soy el primero en acercarme a ti, porque sé que por ti misma no eres capaz de ascender hacia Mí. No huyas hija, de tu Padre; desea hablar a solas con tu Dios de la Misericordia que quiere decirte personalmente las palabras de perdón y colmarte de Sus gracias. Oh, cuánto Me es querida tu alma. Te he asentado en Mis brazos. Y te haz grabado como una profunda herida en Mi Corazón.

El alma: Señor, oigo tu voz que me llama a abandonar el mal camino, pero no tengo ni valor ni fuerza.

Jesús: Yo soy tu fuerza, Yo te daré fuerza para luchar.


El alma: Señor, conozco Tu santidad y tengo miedo de Ti.

Jesús: ¿Por qué tienes miedo, hija Mía, del Dios de la Misericordia? Mi santidad (80) no Me impide ser misericordioso contigo. Mira alma, por ti he instituido el trono de la misericordia en la tierra y este trono es el tabernáculo y de este trono de la misericordia deseo bajar a tu corazón. Mira, no Me he rodeado ni de séquito ni de guardias , tienes el acceso a Mí en cualquier momento, a cualquier hora del día deseo hablar contigo y concederte gracias.


El alma: Señor, temo que no me perdones un número tan grande de pecados; mi miseria me llena de temor.

Jesús: Mi misericordia es más grande que tu miseria y la del mundo entero. ¿Quién ha medido Mi bondad? Por ti bajé del cielo a la tierra, por ti dejé clavarme en la cruz, por ti permití que Mi Sagrado Corazón fuera abierto por una lanza, y abrí la Fuente de la Misericordia para ti. Ven y toma las gracias de esta fuente con el recipiente de la confianza. Jamás rechazaré un corazón arrepentido, tu miseria se ha hundido en el abismo de Mi misericordia. ¿Por qué habrías de disputar Conmigo sobre tu miseria? Hazme el favor, dame todas tus penas y toda tu miseria y Yo te colmaré de los tesoros de Mis gracias.


El alma: Con Tu bondad haz vencido, oh Señor, mi corazón de piedra; heme aquí acercándome con confianza y humildad al tribunal de Tu misericordia, absuélveme Tu Mismo por la mano de Tu representante. Oh Señor, siento que la gracia y la paz han fluido a mi pobre alma. Siento que Tu misericordia, Señor, ha penetrado mi alma en su totalidad. Me has perdonado más de cuanto yo me atrevía esperar o más de cuanto era capaz de imaginar. Tu bondad ha superado todos mis deseos. Y ahora Te invito a mi corazón, llena de gratitud por tantas gracias. Había errado por el mal camino como el hijo pródigo, pero Tú no dejaste de ser mi Padre. Multiplica en mí Tu misericordia, porque ves lo débil que soy.

Jesús: Hija, no me hables más de tu miseria, porque Yo ya no Me acuerdo de ella. Escucha, niña Mía, lo que deseo decirte: estréchate a Mis heridas y saca de la fuente de la vida todo lo que tu corazón pueda desear. Bebe copiosamente de la fuente de la vida y no pararás durante el viaje. Mira el resplandor de Mi misericordia y no temas a los enemigos de tu salvación. Glorifica Mi misericordia.


* Del libro: "La Divina Misericordia en mi alma" (Diario de Santa Faustina Kowalska) Mensajes dictados a Santa Faustina por Nuestro Señor Jesucristo.

sábado, febrero 22, 2014

Yo no recompenso por el resultado positivo sino por la paciencia y el trabajo emprendido por Mí


Cuando vi. cuanto mi confesor debía sufrir a causa de la obra que Dios realizaba a través de el, me espanté durante un momento y dije al Señor Jesús, después de todo esta obra es Tuya, pues ¿por qué Te portas con él de tal modo que parece que se la dificultas, mientras exiges que la lleve adelante?

  Escribe que día y noche Mi mirada descansa sobre él y permito estas contrariedades para multiplicar sus meritos. Yo no recompenso por el resultado positivo sino por la paciencia y el trabajo emprendido por Mí. (D.86)

Entre las mas grandes dificultades y contrariedades no pierdo la paz interior ni el equilibrio en lo exterior y esto desanima a los adversarios. Entre las contrariedades la paciencia refuerza al alma. (D.607)

Hay aquí cierta persona que antes era nuestra alumna. Naturalmente me ejercita en la paciencia, me visita varias veces al día; después de cada visita estoy cansada, pero veo que es el Señor Jesús que me ha mandado esta alma.

Que todo Te alabe, oh Señor. La paciencia da gloria a Dios. Oh, qué pobres son las almas. (D.920)

jueves, febrero 20, 2014

"Yo no premio por el éxito en el trabajo sino por el sufrimiento"

"Un día vi interiormente lo mucho que iba a sufrir mi confesor. Los amigos lo abandonarán y todos se opondrán a usted y las fuerzas físicas disminuirán. Lo vi como un racimo de uva elegido por el Señor y arrojado bajo la prensa de los sufrimientos, su alma. Padre, en algunos momentos estaré llena de dudas respecto a mí y a esta obra.

Y vi como si Dios Mismo le fuera contrario, y pregunté al Señor ¿por qué se portaba así con el?, como si le dificultara lo que le encomendaba.

Y el Señor dijo: Me porto así con el para dar testimonio de que esta obra es Mía.

Dile que no tenga miedo de nada, Mi mirada esta puesta en él, día y noche.

En su corona habrá tantas coronas cuantas almas se salvarán a través de esta obra.

Yo no premio por el éxito en el trabajo sino
por el sufrimiento." (Diario 90)

martes, febrero 18, 2014

Medios para conservar la virtud


"... ¿Cuáles son los métodos para conservar la virtud?

Combatir las tentaciones interiores con la presencia de Dios y además luchar sin temor. En cuanto a las tentaciones exteriores, evitando las ocasiones.

En total hay siete métodos principales.
El primero, la guarda de los sentidos, y [luego] evitar las ocasiones, evitar el ocio, alejar prontamente las tentaciones, evitar cualquier amistad y especialmente las particulares, [cultivar] el espíritu de mortificación, revelar las tentaciones al confesor.

Además hay cinco medios para conservar la virtud: la humildad, el espíritu de oración, la observancia de la modestia, la fidelidad a la regla, una devoción sincera a la Santísima Virgen María." (Diario 93)

sábado, febrero 15, 2014

Cuantas gracias nos dá nuestro Señor en los retiros espirituales


"Ejercicios espirituales de ocho días.

Oh Jesús, Rey de Misericordia, he aquí de nuevo el momento en que estoy contigo a solas. Por eso Te suplico por todo el amor con el que arde Tu Corazón Divino, aniquila en mí completamente el amor propio y en cambio incendia mi corazón con el fuego de Tu amor purísimo.

Al anochecer, terminada la predica, oí estas palabras: Yo estoy contigo. Durante estos ejercicios espirituales consolidaré tu paz y tu ánimo, para que no desfallezcan tus fuerzas para el cumplimiento de Mis propósitos.

Por lo tanto durante estos ejercicios borraras absolutamente tu propia voluntad y se cumplirá en ti toda Mi voluntad. Has de saber que esto te costara mucho, por eso escribe en una página en blanco estas palabras: Desde hoy no existe en mí mi propia voluntad, y táchala.

En otra página escribe estas palabras: Desde hoy cumplo la voluntad de Dios en todas partes, siempre, en todo. No te asustes de nada, el amor te dará fuerzas y facilitara la realización.


En la meditación fundamental sobre el objetivo, es decir, sobre la elección del amor. El alma tiene que amar, tiene la necesidad de amar; el alma tiene que volcar su amor, pero no en el barro, ni en el vacío, sino en Dios.

Cuanto me alegro meditándolo, ya que siento claramente que en mi corazón esta solamente Él, únicamente Jesús Mismo; y amo a las criaturas tanto cuanto me ayudan a unirme a Dios. Amo a todos los hombres porque veo en ellos la imagen de Dios." (Diario 373)

jueves, febrero 13, 2014

Recordemos la gran importancia que tienen nuestras obras

"Esta mañana el Padre Sopocko partió.  Cuando me sumergí en la oración de acción de gracias por la gran gracia de Dios de haber podido encontrarme con él, fui unida de repente, de modo particular,

el Señor que me dijo: Es un sacerdote según Mi corazón, Me agradan sus esfuerzos. Ves, hija Mía, que Mi voluntad tiene que cumplirse y aquello que te he prometido lo cumplo. A través de él derramo consuelo a las almas dolientes, atormentadas; por medio de él Me ha complacido difundir el culto a Mi misericordia.  

A través de esta obra de misericordia se acercarán a Mi mas almas de cuántas se habrían acercado si él hubiera continuado absolviendo día y noche hasta el fin de su vida, porque en tal caso el trabajaría apenas hasta el fin de su vida, mientras que por esta obra trabajará hasta el fin del mundo." (Diario 1256)

En este caso el Padre Sopocko hizo obras buenas y que tienen resultados buenos y su consecuencia sigue buena hasta el fin del mundo como nos dice Nuestro Señor, pero ay de aquellos cuyas obras son malas y siguen teniendo consecuencias malas hasta el fin del mundo, como pasa con tantas personas que hacen malas películas, malos libros, malos programas etc. por poner un ejemplo ampliamente conocido. Dios les ilumine y tenga misericordia de ellos. 

martes, febrero 11, 2014

Un sueño pero tuvo su significado

"Deseo anotar un sueño que tuve sobre Santa Teresa del Niño Jesús.
Era todavía novicia y tenía ciertas dificultades que no lograba resolver. Eran dificultades interiores relacionadas con las dificultades exteriores. Hice muchas novenas a varios santos, sin embargo la situación se hacia cada vez mas pesada.

Mis sufrimientos debido a esto eran tan grandes que ya no sabía como seguir viviendo; pero de repente me vino la idea de rogar a Santa Teresa del Niño Jesús. Empecé la novena a esta Santa, porque antes de entrar [en el convento] le tenia una gran devoción. Ahora la había descuidado un poco, pero en esta necesidad, empecé a rogar nuevamente con todo el fervor.

El quinto día de la novena soñé con Santa Teresa, pero como si estuviera todavía en la tierra. Me encubrió a mí el conocimiento de que era santa y comenzó a consolarme, que no me entristeciera por ese asunto, sino que confiara más a Dios.

Me dijo: Yo también sufrí muchísimo. Pero yo no estaba muy convencida de que ella hubiera sufrido mucho y le dije que me parecía que: Tú no sufriste nada. Pero Santa Teresa contestó, asegurándome que había sufrido mucho y me dijo: Sepa hermana, que dentro de tres días usted resolverá este asunto de la mejor manera. Como yo no estaba muy dispuesta a creerle, ella se me dio a conocer como santa. Entonces la alegría llenó mi alma y le dije: Tú eres santa. Y ella me contestó: Si, soy santa y tú ten confianza en que resolverás este asunto dentro de tres días.

Y le dije: Santa Teresita, dime si estaré en el cielo. Me contestó: Estarás en el cielo, hermana. ¿y seré santa? Me contestó: Serás tan santa como yo, pero tienes que confiar en el Señor Jesús. Y le pregunté si [mi] padre y [mi] madre estarían en el cielo, si me contestó: Estarán. Y pregunté todavía: Y mis hermanas y hermanos, ¿estarán en el cielo? Me contesto que rogara por ellos mucho, sin darme una respuesta clara. Entendí que necesitaban muchas oraciones.

Fue un sueño y según dice el proverbio [polaco]: el sueño es una ilusión, mientras Dios es certeza, pero tal y como me había dicho, al tercer día resolví ese difícil problema con gran facilidad. Según me había dicho, se cumplió en todos los detalles lo referente al asunto. Fue un sueño, pero tuvo su significado." (Diario 150)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...