Ads 468x60px

sábado, septiembre 06, 2008

Ser verdaderos devotos de Jesús misericordioso


¿Qué se necesita para ser verdaderos devotos de Jesús Misericordioso?

Como un resumen escribo aquí, lo que en su mensaje de la Divina Misericordia, Nuestro Señor quiere que hagamos, cosas sencillas que todos podemos hacer, como:
  • Que confiemos totalmente en Él, que acudamos a Él en nuestros problemas.
  • Que seamos misericordiosos con las personas que nos rodean
  • Que hagamos al menos una obra de misericordia al día, Nuestro Señor nos dice:
    "...Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes dejar de hacerlo ni excusarte ni justificarte.
    Te doy tres formas de ejercer misericordia al prójimo: la primera- la acción, la segunda- la palabra, y la tercera la oración. En estas tres formas está contenida la plenitud de la misericordia y es el testimonio irrefutable del amor hacia Mí."

    El hacer obras de misericordia es muy importante pues Nuestro Señor nos dice:
    "A través de esta imagen concederé muchas gracias a las almas; ella ha de recordar a los hombres las exigencias de Mi misericordia, porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil."
  • Que se venere su imagen de Misericordia.
  • Que oremos a las 3 de la tarde, hora de la Misericordia, hora en que Él expiró en la Cruz;
  • Que recemos el Via Crucis en esa hora si podemos, o si no podemos aunque sea una pequeña oración.
  • Que recemos la Coronilla de la Divina Misericordia, para aplacar la santa ira de Dios por tantos pecados que se hacen en todo el mundo.
  • Que celebremos la Fiesta de la Misericordia, el primer domingo despues del domingo de resurección. Y Él prometió que las personas que se confiesen y comulguen en ese día reciben la absolución total de sus pecados.

Aqui unas palabras de Nuestro Señor:
"Pinta una imagen Mía, según la visión que ves, con la Inscripción : "¡Jesús, yo confío en Ti!." Yo deseo que esta Imagen sea venerada, primero en tu capilla y después en el mundo entero. Yo prometo que el alma que honrare esta imagen, no perecerá. También le prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, pero especialmente a la hora de su muerte. Yo el Señor la defenderé como a Mi propia Gloria."

Cuando Santa Faustina contó esto en confesión, el padre le dijo que seguramente Jesús deseaba pintar esta imagen en su corazón pero ella sentía que Jesús le decía "Mi Imagen ya está en tu corazón. Yo deseo que se establezca una fiesta de la Misericordia y que esta imagen sea venerada por todo el mundo. Esta fiesta será el primer domingo después de Pascua. Deseo que los sacerdotes proclamen esta gran misericordia Mía a los pecadores."

Por orden de su confesor Santa Faustina le preguntó al Señor el significado de los rayos que aparecen en la imagen emanando del corazón y el Señor le respondió:

"Los dos rayos significan Sangre y Agua- el rayo pálido representa el Agua que justifica a las almas; el rayo rojo simboliza la Sangre, que es la vida de las almas-. Ambos rayos brotaron de las entrañas mas profundas de Mi misericordia cuando mi corazón agonizado fué abierto por una lanza en la Cruz... Bienaventurado aquel que se refugie en ellos, porque la justa mano de Dios no le seguirá hasta allí".

El Señor manifiesta su Corazón, y el agua y la sangre que de el brotaron como manantial de reconciliación para todos los hombres.

La Coronilla a la Divina Misericordia

Nuestro Señor le dijo a Santa Faustina Kowalska:
"Esta oración sirve para aplacar la ira de Dios. La rezarás por nueve días en tu rosario ordinario de la siguiente manera: al principio rezarás un Padre Nuestro, una Ave María y un Credo.
Después rezarás en las cuentas grandes: "Padre Eterno yo te ofrezco el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Tu Amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo para implorar el perdón de nuestros pecados y de los del mundo entero" En los granos pequeños: "Por Su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero". Al final rezarás tres veces: "Santo Dios, Santo Omnipotente, Santo Inmortal, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero"(474_476).
Esta es la corona que Jesús le pidió a santa Faustina introducir a su comunidad y al mundo entero.
En 1936, el Padre Miguel Sopocko hizo imprimir esta corona (en la Editorial Cebolski en Cracovia) en el reverso de la estampa con la imagen de la Divina Misericordia que Eugenio Kasimierwsko pintó.
El Señor ha prometido que las almas que recen esta corona serán abrazadas con Su Misericordia durante su vida y especialmente en la hora de su muerte.Ante una imagen del Sr. de la Misericordia, esta oración puede rezarse dentro de la Novena, o bien puede rezarse sola (fuera de la Novena).(Se usan las cuentas del Rosario normal)
Oraciones Iniciales
* En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. (Se suprime si se reza en la Novena)
* Padre nuestro, que estás en el cielo,santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino,hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.Danos hoy nuestro pan de cada día,perdona nuestras ofensas,como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;no nos dejes caer en tentación,y líbranos del mal. Amén.
* Dios te salve María, llena eres de gracia,el Señor es contigo.Bendita eres entre todas las mujeresy bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.Santa María, Madre de Dios,ruega por nosotros los pecadores,ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
* Creo en Dios, Padre todopoderoso,creador del cielo y de la tierra,y en Jesucristo su único Hijo, nuestro Señor,concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,nació de Santa María Virgen,padeció en tiempos de Poncio Pilato,fue crucificado, muerto y sepultado,descendió a los infiernos y al tercer día resucitóde entre los muertos, subió a los cielos,y está sentado a la derecha del Padre todopoderoso,desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica,la comunión de los santos,el perdón de los pecados,la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Oraciones de la Corona
+ En las cuentas que corresponden en el rosario al "Padre nuestro", se dice después de la decena:
Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad, de Tu Amadísimo Hijo y Señor nuestro, Jesucristo, en expiación de nuestros pecados y de todoslos del mundo entero.
+ En las diez cuentas del rosario que corresponden al "Dios te Salve María", se repite en cada una:
Por la Pasión dolorosa de Jesús,ten misericordia de nosotrosy del mundo entero.
+ Se termina la decena con el Gloria al Padre ...
+ Al concluir las decenas del rosario, se termina la Corona, recitando por tres veces la exclamación:
¡Santo Dios, Santo Todopoderoso, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero!+ Se finaliza con: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Siempre podemos volver a empezar no importa que

Siempre podemos volver a empezar gracias a la Divina Misericordia


Un consejo muy provechoso.


Si alguien no ha hecho una confesión general de toda su vida, sepa que le servirá de gran provecho para su adelanto espiritual y para la paz de su espíritu el que se consiga un librito que hable acerca de como hacer una buena confesión y lo lea despacio dos o tres veces, y despues busque un Sacerdote comprensivo y muy espiritual y haga una confesión de todos los pecados que recuerde de su vida.


Aquí una "Guía para hacer una buena confesión" puedes bajarla e imprimirla.


Vera que alegría tan profunda la que va a sentir. Es un comenzar una nueva etapa de su vida en cero pecados.


Es un "borron y cuenta nueva".


Y pídale al confesor que le conceda tambien la absolución de todos aquellos pecados que se le hayan olvidado o se le hayan quedado sin confesar. Entonces sí que se cumplirá lo que dijo Jesús: "A todo el que le perdonen los pecados le quedan perdonados" (Jn. 20,23)

Pedir esto es como repetir lo que el salmista le suplicaba al Señor: "Oh Dios: perdóname los pecados que se me ocultan" (Salmo 18). Y Jesucristo nos dirá lo que le dijo al paralítico y a la pecadora: "tus pecados quedan perdonados".

¿Qué mejor nos puede decir?
Será la más consoladora de todas sus noticias.

Aquí un artículo de la Misericordia de Dios con todos nosotros los pecadores.

Fuente: Combate espíritual. P. Lorenzo Scúpoli

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...