Ads 468x60px

Jesús siempre quiere estar en nuestro corazón



El día de Navidad de 1935 Sor Faustina escribió:

" La Misa de Medianoche. Durante la Santa Misa vi nuevamente al pequeño Niño Jesús, extraordinariamente bello que con alegría tendía las manitas hacia mí. (44) Después de la Santa Comunión oí estas palabras: Yo siempre permanezco en tu corazón, no solamente en el momento en que Me recibes en la Santa Comunión, pero siempre. Viví estas fiestas en una gran alegría.

Oh Santa Trinidad, Dios eterno, mi espíritu se sumerge en Tu belleza; para Ti los siglos no son nada. Tú eres siempre el Mismo. Oh, qué grande es Tu Majestad. Oh Jesús, ¿cuál es el motivo por el que escondes Tu Majestad, has abandonado el trono del cielo y estás con nosotros? El Señor me contestó: Hija Mía, el amor Me ha traído y el amor Me detiene. Oh hija Mía, si tú supieras qué gran mérito y recompensa tiene un solo acto de amor puro hacia Mi, morirías de gozo. Lo digo para que te unas a Mi constantemente a través del amor, porque éste es el fin de la vida de tu alma; este acto consiste en el acto de voluntad; has de saber que el alma pura es humilde; (45) cuanto te humillas y te anonadas ante Mi Majestad, entonces te persigo con Mis gracias, hago uso de la omnipotencia para enaltecerte." (Diario 575,576)

Tres atributos de Dios


+Nos dice Santa Faustina:

"Durante el Adviento se despertó en mi alma un vivo deseo de Dios. Mi espíritu anhelaba a Dios con toda la fuerza de su ser. En aquel tiempo el Señor me dio mucha luz para que conociera sus atributos.

El primer atributo que el Señor me dio a conocer, fue su Santidad. Esta Santidad es tan grande que delante de Él tiemblan todas las Potencias y todas las Fuerzas. Los espíritus puros encubren sus rostros y se sumergen en adoración permanente, y la única expresión de su adoración sin límites es Santo… La Santidad de Dios es derramada sobre la Iglesia de Dios y sobre cada alma que vive en ella pero no en grado igual. Hay almas completamente divinizadas, pero hay también almas apenas vivas.

El segundo atributo que el Señor me dio a conocer, fue su Justicia. Su Justicia es tan grande y penetrante que llega hasta el fondo de la esencia de las cosas y delante de Él todo se presenta en desnuda verdad, y nada podría continuar subsistiendo.

El tercer atributo fue el Amor y la Misericordia. Y entendí que el mayor atributo es el Amor y la Misericordia. El une la criatura al Creador. El amor más grande y el abismo de la misericordia los reconozco en la Encarnación del Verbo, en su redención, y de esto entendí que éste es el más grande atributo de Dios." (Diario 176)

El espíritu de compartir en la Navidad

Comparta la alegría de la temporada navideña haciendo obras de misericordia

Jueves, Diciembre 15, 2011

Mientras se aproxima la Navidad, piense cómo el Niño en el pesebre, obediente al Padre, se ofreció así Mismo por nuestra salvación: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, más tenga vida eterna" (Juan 3, 16).

Cristo vino a salvarnos de nuestros pecados para que nos hiciéramos hijos de Dios y compartir con Él en el cielo.
Un regalo tan inmenso debería llenar nuestros corazones con tal gratitud y regocijo en la Navidad. El ejemplo de nuestro Salvador debería motivarnos para amar sin medida y sacrificarnos por el bien de nuestro prójimo.

Nosotros podemos hacer eso en esta Navidad haciendo obras de misericordia para los más necesitados. Nuestro Señor le dijo a Santa Faustina: "Exijo de ti obras de misericordia que deben surgir del amor hacia Mí. Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes" (Diario, 742).

Con ese espíritu navideño, los Padres Marianos de la Inmaculada Concepción junto con los Auxiliares Marianos, comparten la alegría de la temporada de Navidad ayudando a los más necesitados.

Llevar alegría a los ancianos y enfermos
El Padre Mark Baron, MIC, maestro de novicios en Washington, D.C., dice que el día de la Navidad los Marianos allí visitan un asilo que provee un hogar a hombres y mujeres ancianos que no tienen los medios financieros para vivir en otro lugar. Cada Navidad, el Padre Mark y los seminaristas Marianos visitan el asilo para cantar villancicos.

Los Marianos también visitan una residencia para hablar con las personas que viven allí porque no tienen un hogar, están enfermos de sida o son enfermos terminales. "Les hablamos de Jesús y del significado de la Navidad y celebramos la Santa Misa," dijo el Padre Mark.

El arbolito del Santuario Nacional
Madres solteras, muchas de ellas adolescentes, están entre los más necesitados en la Navidad. Cada año, ellas y sus hijos ocupan un lugar especial en las mentes y los corazones de los Marianos en el Santuario Nacional de la Divina Misericordia en Stockbridge, Massachusetts.

Cada año los Marianos colocan un arbolito en el Santuario y en cada ornamento escriben la "lista de deseos" de una madre. Los Marianos, peregrinos y empleados del Santuario escogen algún ornamento y cumplen la petición escrita.
Usualmente, las peticiones incluyen artículos como cobijas, pañales, tarjetas de regalo y telefónicas. Incluso hace algunos años, una de ellas recibió dinero para pagar sus deudas.

Obras de misericordia en la parroquia
En Sewell, Nebraska, el Padre Randall Langhorst está a cargo de una parroquia que acoge el mensaje de la Divina Misericordia y llevan a cabo obras de misericordia, no sólo durante la Navidad sino también durante el resto del año.

Las obras de la parroquia a lo largo del año incluyen proveer alimentos y prendas de vestir a gente necesitada, recolectar artículos para bebés, rezar por causas pro-vida, ofrecer Misas por las almas del purgatorio, ayudar a la Sociedad de San Vicente de Paul y su misión, regalar material de la Divina Misericordia, y participar en varias cadenas de oración.

Durante la temporada navideña, la parroquia redobla sus esfuerzos para servir a los necesitados. Los feligreses colectan regalos para niños, ancianos y personas que carecen de recursos, distribuyen canastas de comidas y les mandan paquetes a las tropas.

Mientras usted y sus seres queridos se preparan para la Navidad, recuerde al Niño en el pesebre. Recuerde la razón de por qué vino al mundo y de gracias a Dios a través de actos misericordiosos hechos por amor a Jesús.

Fuente: Divinamisericordia.org

Paquete de la Divina Misericordia gratis

Paquete gratis con material de la Divina Misericordia

Si tú vives en Estados Unidos de América o en Canadá, puedes solicitar este paquete a los Padres Marianos y ellos te lo enviarán sin costo. Haz click en la imagen y llena el formulario en su página, lo tienen disponible en inglés y en español. Tambien puedes accesar a su página donde tienen muchisima información de la Divina Misericordia. http://ladivinamisericordia.org

Si tu no vives en estos países, igual puedes descargar mucha información de la Misericordia Divina aquí:




"Prescripción" para enfermos y moribundos

"He conocido doctores que le dicen al enfermo terminal y moriribundo que no haya nada que se puede hacer para ellos. ¿Nada más? No hay nada más lejos de la verdad.

Podemos hacer algo por ellos. Podemos darles la imagen de la Misericordia Divina (la manera más fácil es en una Estampa) y podemos rezar por ellos la Coronilla de la Misericordia Divina , como nuestro Señor mandó.
Después de todo, aunque los días de alguien en la tierra pueden ser pocos, hay una eternidad que nos espera. ¡Necesitamos hacer lo que podamos para ayudarles a conseguir el cielo!

En cuanto a la imagen de la misericordia divina, nuestro señor mandó a Santa Faustina que lo pintaran con las palabras “Jesús, yo confío en Ti” como firma. El señor proporcionó esta imagen como recipiente de la Gracia para nosotros. Él dijo a Santa Faustina: “Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo la victoria sobre [sus] enemigos ya aquí en la tierra, especialmente en la hora de la muerte” (diario de St. Faustina, 48).

En cuanto a la Coronilla de la Misericordia Divina, Jesús dijo Santa Faustina: “Hija Mía, anima a almas que digan la Coronilla que te he dado. Me satisface conceder todo que piden de mí diciendo este Coronilla. Cuando los pecadores endurecidos lo dicen, llenaré sus almas de paz, y la hora de su muerte será feliz. … Escribir que cuando dicen este Coronilla en presencia del moribundo, estaré parado entre mi padre y la persona que muere, no como el juez justo sino como Salvador Misericordioso” (diario, 1541).

Para mantener la dignidad de cada ser humano, podemos rogar la Coronilla para la intervención divina en la vida de cada alma. Podemos rogar para curación y para la confianza, las gracias, y la misericordia necesaria para prepararlas para el viaje a través del valle de la muerte. Nuestro señor prometió que tal rezo llevará la gracia. Sé una cosa: Cuando él promete algo, soy el primero en ir a escuchar y a poner sus instrucciones en la acción. Quisiera compartir contigo una historia de cómo nuestro grupo del rezo de la Divina Misericordia ha usado recientemente la Coronilla y la imagen como nuestro señor ordenó.

Un día, Fray Peter (nuestro sacerdote de la parroquia) llamó a nuestro grupo para conseguir a gente que le acompañara al hospital para rezar la Coronilla de la Misericordia para una mujer joven. La mujer estaba en las etapas avanzadas del cáncer de pecho.
El padre Peter había dado a esta joven la Unción de los Enfermos un día antes. Ella se veía muy enferma y tenía una sonda en su nariz. Su familia estaba presente, y procedimos a rezar la Coronilla de la Misericordia Divina. La joven se unió a nuestros rezos. Asi como estaba en cama, ella sostuvo en su mano la reliquia de Santa Faustina que habíamos traído.

Después de que hubiéramos acabado el rogar la Coronilla, decidí confiar en que nuestro Señor proporcionaría las palabras correctas para decirle. Le expliqué sobre la imagen de la
Misericordia Divina y las promesas que nuestro Señor unió a ella. Le expliqué cómo Jesús nos invita a que acogernos a esta imagen en tiempos de necesidad, y cómo él nos invita a que roguemos la Coronilla para llenar a las almas de paz.

Nuestro grupo de oración vimos como esta joven agarró la reliquia de Santa Faustina y miró en la imagen de la misericordia divina. Ella hizo con tal conexión de espíritu con el Todopoderoso para que la prepara para el valle de la muerte. Es un viaje que la abuela de la joven había hecho años antes. Las palabras no pueden expresar el momento que presenciamos. La mañana siguiente, la joven dijo a su madre que su abuela había estado allí a verla.
Cuando su madre termino de charlar con su hija, la joven murió en paz."

Jay Hastings, de Bartlett, Tenn., es el fundador de un grupo cada vez mayor de los devotos divinos de la misericordia que se aseguran de que el Coronilla de la Misericordia Divina se esté rogando cada hora del día. Los miembros del grupo "24 Horas - Coronilla de la Divina Misericordia", ahora son casi 500 personas dentro de los Estados Unidos, así como de México, Canadá, Australia, las Filipinas, Bolivia, Costa Rica, Belice, la India, e Iraq, que se asignan a hora cada día en el cual rezar la Coronilla.

Ruegan para tres cosas: la promoción de la Devoción a la Divina Misericordia; por los enfermos y los que mueren en esa hora; y por gente que comete pecado mortal.

Para unirse a la Coronilla de la Misericordia 24 Horas, puede contactar con Jay vía el E-mail, pj7772@msn.com o vía el teléfono, 901-438-7772. En USA."

Fuente: The Divine Mercy
Autor: Jay Hastings / Traducción por Ailyn
Imagen por: Felix Carroll

Meditar sobre la Sagrada Pasión de Nuestro Señor Jesucristo


Un día Santa Faustina sufría mucho y nos cuenta en su diario:

"A pesar de estar enferma decidí hacer hoy, como de costumbre, la Hora Santa. En esta hora vi a Jesús flagelado junto a la columna. Durante este terrible tormento Jesús rezaba y un momento después me dijo:
Son pocas las almas que contemplan Mi Pasión con verdadero sentimiento; a las almas que meditan devotamente Mi Pasión, les concedo el mayor número de gracias."(Diario 737)

Y nos dice a todos cuando le dijo a Santa Faustina:

"Hija Mía, hoy considera Mi dolorosa Pasión, toda su inmensidad; meditala como si hubiera sido emprendida exclusivamente por ti"(Diario 1761)

Otro día:

"Hoy, durante la Santa Misa vi a Jesús, sufriendo como si agonizara en la cruz, me ha dicho: Hija Mía, medita frecuentemente sobre Mis sufrimentos que padecí por ti y nada de lo que tu sufres por Mí te parecerá grande. Me agrada más cuando contemplas Mi dolorosa Pasión; une tus sufrimientos a Mi dolorosa Pasión para que adquieran un valor infinito ante Mi Majestad."(Diario 1512)

Consejos de Santa Faustina (Padres e hijos)

Santa Faustina Kowalska fue instruida por Nuestro Señor para la Congregación que iba a formar y ella lo escribió: Num. 567 "El comportamiento de las hermanas para con las Superioras" y 568 "El comportamiento de la Superiora para con las hermanas."

El cual perfectamente se puede aplicar al comportamiento de los hijos para con sus padres y de los padres con sus hijos.

"567 El comportamiento de las hermanas para con la Superiora.

Que todas las hermanas respeten a la Superiora como al Señor Jesús Mismo, tal y como lo mencione hablando del voto de la obediencia.

 Que se porten con confianza infantil, sin murmurar nunca ni criticar sus órdenes porque eso desagrada mucho a Dios.

Que cada una se guíe por el espíritu de fe para con las Superioras, que pida con sencillez todo lo que necesite. Dios nos guarde, y que nunca se repita ni ocurra que alguna de ustedes sea el motivo de tristeza o de lágrimas de la Superiora.

Que cada una sepa que, como el cuarto mandamiento obliga a los hijos a respetar a los padres, lo mismo se refiere a la religiosa para con la Superiora. No es buena  la religiosa que se permite y se atreve juzgar a la Superiora.

 Que sean sinceras con la Superiora y le hablen de todo y de sus necesidades con la sencillez de una niña.

... Las hermanas entre si dirán: le ruego, hermana agregando el nombre. Respecto a la Superiora deben guiarse por el espíritu de la fe y no con sentimentalismo ni con adulaciones, cosas indignas de una religiosa que la humillarían mucho.

Una religiosa debe ser libre como una reina y lo será si vive con el espíritu de la fe. Debemos escuchar y respetar a la Superiora no por ser buena, santa, prudente, no, no por todo esto, sino solamente porque para nosotros ocupa el lugar de Dios y escuchándola obedecemos a Dios mismo.

568 (36) El comportamiento de la Superiora para con las hermanas.

La Superiora debe distinguirse por la humildad y el amor hacia cada hermana, sin excepción alguna. Que no se deje guiar por simpatía o por antipatía, sino por el espíritu de Cristo. Debe saber que Dios le pedirá cuenta de cada hermana.

Que no diga sermones a las hermanas, sino que dé el ejemplo de una profunda humildad y el de negarse a si misma, ésta será la enseñanza mas eficaz para las que dependen de ella. Que sea resuelta, pero nunca brusca; que tenga paciencia si la cansan con las mismas preguntas, aunque tenga que repetir cien veces la misma cosa, pero siempre con la misma calma.

Que trate de presentir todas las necesidades de las hermanas sin esperar que le pidan ésta u otra cosa, porque son diversas las naturalezas de las almas. Si ve que alguna hermana está triste o doliente, trate de ayudarle de cualquier manera y de consolarla; que ruegue mucho y pida luz para saber cómo comportarse con cada una de ellas porque cada alma es un mundo diferente.

Dios tiene distintos modos para tratar con las almas que, a veces, para nosotros, son incomprensibles e inconcebibles, por eso la Superiora debe ser prudente para no impedir la actuación de Dios en ningún alma.

Que nunca amoneste a las hermanas cuando está nerviosa, además los reproches deben siempre ir acompañados por palabras de estimulo. Hay que dar a conocer al alma su error para que lo reconozca, pero no se la debe desalentar.

La Superiora debe distinguirse por el amor activo a las hermanas, debe encargarse de todas las penas para aliviar a las hermanas; que no exija ningunos servicios de las hermanas, que las respete como a las esposas de Jesús y que esté dispuesta a servirles tanto de día como de noche; debe mas bien pedir que ordenar.

Que tenga el corazón abierto a los sufrimientos de las hermanas y que ella misma estudie y contemple fijamente el libro abierto, es decir, a Jesús Crucificado. Que siempre pida con fervor la luz y, especialmente, cuando tenga que arreglar algo de importancia con alguna  hermana.

Que se cuide de entrar en el ámbito de sus conciencias, porque en este campo es el sacerdote que tiene la gracia; pero sucede que algún alma sienta la necesidad de desahogarse ante la Superiora, entonces la Superiora puede recibir las confidencias de un alma, pero no se olvide del secreto, porque nada disgusta mas a un alma que cuando se diga a otros lo que ella dijo en confianza, es decir en secreto.

Las mujeres tienen siempre la cabeza débil respecto a esto; pocas veces se encuentra a una mujer con la mente de hombre. Procure una profunda unión a Dios y Dios gobernará a través de ella. La Virgen santísima será la Superiora de este convento y nosotras seremos sus hijas fieles."

Divina Misericordia

¿Que harías si supieras que Jesús se ha aparecido en algún lugar para dar mensajes a todos nosotros ahorita en este tiempo?

Pensarías que debe ser un mensaje MUY IMPORTANTE para que haya querido venir EL en persona a decir este mensaje ¿verdad?

Pues esto ha sucedido!

Sucedió en 1938, Jesús se le apareció a una monja llamada Faustina Kowalska, que vivía en Polonia.

¿Y cual es el mensaje que quizo dejarnos a todos a traves de Santa Faustina?

Que Él es misericordiosísimo, y que nos ama, que nos ama muchísimo, tanto que murió por nosotros, que nos acerquemos a Él ahora, ahora que hay tiempo, que no importa lo que hayamos hecho, Él nos perdona si de verdad estamos arrepentidos y queremos cambiar.

Vino para RECORDARNOS esto, porque ya en toda la Biblia nos dice y nos habla de su bondad, pero Él quizo venir para decirnos que esto es MUY IMPORTANTE.

El mismo quizo que se pintara un cuadro con la imagen como lo veía Santa Faustina, y asi fue que tenemos hoy este cuadro de la Divina Misericordia, o Jesús Misericordioso. Y tambien Él fue quien le dijo que pusieran como firma: Jesús yo confío en Ti.

Porque Él quiere que confiemos en Él, que recurramos a Él, que nos quiere y nos puede ayudar.

Quien si no Él que todo lo puede y que es el mas bueno que existe te va a ayudar, solo Él.

Estos mensajes estan aprobados por la Iglesia Católica, la religiosa a quien se le apareció, hoy es Santa, el 30 de Abril del 2000 el Papa Juan Pablo II la canonizó (nombró santa) y es Santa Faustina Kowalska. Es muy importante que todos los católicos conozcamos y sepamos el mensaje que contienen.

A lo largo de los siguientes post voy a estar hablando de la gran Misericordia de Dios que nos ha venido a recordar Él mismo.

Aqui unos links acerca de la Divina Misericordia:

Divina Misericordia un sitio donde explican excelente todo el mensaje.

Santa Faustina

El sufrimiento


"El sufrimiento es el tesoro más grande que hay en la tierra, purifica al alma. En el sufrimiento conocemos quién es nuestro verdadero amigo. El amor verdadero se mide con el termómetro del sufrimiento." (Santa Faustina, Diario 342)

"Hija Mía, Me das la mayor gloria a través de la paciente sumisión a Mi voluntad, y te aseguras méritos tan grandes que no alcanzarías ni con ayunos ni con ningunas mortificaciones. Has de saber hija Mía, que si sometes tu voluntad a la Mía, atraes sobre ti Mi gran complacencia; este sacrificio Me es agradable y lleno de dulzura en él tengo complacencia, él es poderoso." (N.S. Jesús, Diario 904)

"Hija Mía debes ponerte a la obra, Yo estoy contigo. Te esperan grandes persecuciones y sufrimientos, pero que te consuele la idea de que muchas almas se salvarán y se santificarán por medio de esta obra." (N.S. Jesús. Diario 966)

"Obedece en todo a tu director espiritual, su palabra es Mi Voluntad; confírmate en lo profundo del alma en que Yo hablo por su boca y deseo que tú le reveles el estado de tu alma con la misma sencillez y sinceridad como lo haces delante de Mí, has de saber que su palabra es Mi Voluntad para ti." (N.S. Jesús. Diario 979)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...