Ads 468x60px

Liberar el alma sometiendola a la voluntad de Dios



Ahora comprendo bien que lo que une mas estrechamente el alma a Dios es negarse a sí mismo, es decir, unir su voluntad a la voluntad de Dios.

Esto hace verdaderamente libre al alma y ayuda al profundo recogimiento del espíritu, hace livianas todas las penas de la vida y dulce la muerte. (D. 462)

Con igual disposición recibo la alegría y el sufrimiento, la alabanza y la humillación; recuerdo que la una y la otra son pasajeras.

¿Qué me importa lo que digan de mí? Ya hace mucho he renunciado de todo lo que concierne a mi persona.

Mi nombre es hostia, es decir, victima, pero no en la palabra sino en la acción, en el anonadamiento de mi misma, en asemejarme a Ti en la cruz, oh Buen Jesús y Maestro mío. (D. 485)

3 comentarios :

José Ramón dijo...

Estupendo el post que nos has dejado saludos desde…
Abstracción textos y Reflexión.

Ailyn dijo...

Gracias por tu comentario.
saludos
Dios te acompañe :)

tricia dijo...

Gracias por enseñar con estas palabras a mi alma a obedecer y esperar la voluntad del Señor.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...