Ads 468x60px

Tener la mejor meta en nuestra vida: la santidad


"Me es sumamente agradable este decidido propósito tuyo de hacerte santa. Bendigo tus esfuerzos y te daré la oportunidad de santificarte.

Sé atenta para que no se te escape ninguna oportunidad que Mi providencia te dará para santificarte.

Si no logras aprovechar una oportunidad dada no pierdas la calma sino que humíllate profundamente ante Mi y sumérgete toda con gran confianza en Mi misericordia y así ganarás mas de lo que has perdido, porque a un alma humilde se da con mas generosidad, mas de lo que ella misma pida……
." (D. 1361)

"El conocimiento de mi destino, es decir la seguridad interior de que alcanzaré la santidad.
Este profundo conocimiento ha llenado mi alma del agradecimiento hacia Dios y he atribuido toda la gloria a mi Dios, porque sé lo que soy por mi misma." (1362)

Hoy, durante la meditación, Dios me ha dado la luz interior y me ha hecho comprender la santidad y en qué consiste.

Aunque esto lo he oido ya muchas veces en las conferencias, no obstante el alma lo comprende de otro modo cuando lo conoce a traves de la luz de Dios que la ilumina.
Ni gracias, ni revelaciones, ni extasis, ni ningun otro don concedido al alma la hace perfecta, sino la comunión interior de mi alma con Dios.

Estos dones son solamente un adorno del alma, pero no constituyen ni la sustancia ni la perfección. Mi santidad y perfección consisten en una estrecha unión de mi voluntad con la voluntad de Dios. Dios nunca violenta nuestro libre albedrío.

De nosotros depende si queremos recibir la gracia de Dios o no; si vamos a colaborar con ella o la malgastamos. (1107)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...