Ads 468x60px

Viernes de Dolores

Santa Faustina también recibió mensajes de Nuestra Señora para todos nosotros:

"Durante las vísperas, mientras continuaba contemplando esta especie de mezcla del sufrimiento y de la gracia, oí la voz de la Santísima Virgen: Has de saber, hija mía, que a pesar de ser elevada a la dignidad de la Madre de Dios, siete espadas dolorosas me han traspasado el corazón. No hagas nada en tu defensa, soporta todo con humildad, Dios Mismo te defenderá." (Diario 786)

"Cuando me quedé a solas con la Santísima Virgen, me instruyó sobre la vida interior. Me dijo: La verdadera grandeza del alma consiste en amar a Dios y humillarse en su presencia, olvidarse por completo a si mismo y tenerse por nada, porque el Señor es grande, pero se complace sólo en los humildes mientras rechaza siempre a los soberbios." (Diario 1711)

" Durante la noche me visitó la Madre de Dios con el Niño Jesús en los brazos. La alegría llenó mi alma y dije: María, Madre mía, ¿sabes cuánto sufro? Y la Madre de Dios me contestó: "Yo sé cuánto sufres, pero no tengas miedo, porque yo comparto contigo tu sufrimiento y siempre lo compartiré." Sonrió cordialmente y desapareció. En seguida mi alma se llenó de fuerza y de gran valor." (Diario 24)

Pedir la misericordia de Dios por todos para no ir al infierno

Cuanto hace falta que oremos por todas las personas, especialmente los que vemos que abiertamente viven en contra de las leyes de Dios, o que son pecadores obstinados, o que no creen que existe el infierno.
Y por supuesto también nosotros preocuparnos de nuestra propia salvación.

Santa Faustina visitó el infierno por permisión y orden de Dios, nos dice:

"Hoy he estado en los abismos del infierno, conducida por un ángel. Es un lugar de grandes tormentos, ¡qué espantosamente grande es su extensión!

Los tipos de tormentos que he visto:
el primer tormento que constituye el infierno, es la perdida de Dios;
el segundo
, el continuo remordimiento de conciencia;
el tercero, aquel destino no cambiará jamas;
el cuarto tormento
, es el fuego que penetrará al alma, pero no la aniquilará, es un tormento terrible, es un fuego puramente espiritual, incendiado por la ira divina;
el quinto tormento
, es la oscuridad permanente, un horrible, sofocante olor; y a pesar de la oscuridad los demonios y las almas condenadas se ven mutuamente y ven todos el mal de los demas y el suyo;
el sexto tormento,
es la compañia continua de Satanas;
el séptimo tormento, es una desesperación tremenda, el odio a Dios, las imprecaciones, las maldiciones, las blasfemias.

Estos son los tormentos que todos los condenados padecen juntos, pero no es el fin de los tormentos. Hay tormentos particulares para distintas almas, que son los tormentos de los sentidos: cada alma es atormentada de modo tremendo e indescriptible con lo que ha pecado.

Hay horribles calabozos, abismos de tormentos donde un tormento se diferencia del otro.

Habria muerto a la vista de aquellas terribles torturas, si no me hubiera sostenido la omnipotencia de Dios.

Que el pecador sepa: con el sentido que peca, con ese será atormentado por toda la eternidad.

Lo escribo por orden de Dios para que ningun alma se excuse [diciendo] que el infierno no existe o que nadie estuvo alli ni sabe cómo es.

Yo, Sor Faustina, por orden de Dios, estuve en los abismos del infierno para hablar a las almas y dar testimonio de que el infierno existe.
Ahora no puedo hablar de ello, tengo, la orden de dejarlo por escrito. Los demonios me tenian un gran odio, pero por orden de Dios tuvieron que obedecerme. Lo que he escrito es una debil sombra de las cosas que he visto.

He observado una cosa: la mayor parte de las almas que alli estan son las que no creían que el infierno existe. Cuando volví en mi no pude reponerme del espanto, qué terriblemente sufren alli las almas. Por eso ruego con mas ardor todavía por la conversión de los pecadores, invoco incesantemente la misericordia de Dios para ellos. Oh Jesús mio, prefiero agonizar en los mas grandes tormentos hasta el fin del mundo, que ofenderte con el menor pecado." (Diario 741)

Conferencia sobre la lucha espiritual


"Hija Mía, quiero instruirte sobre la lucha espiritual.

• Nunca confíes en ti misma, sino que abandónate totalmente a Mi voluntad.
• En el abandono, en las tinieblas y en diferentes dudas recurre a Mí y a tu director espiritual, él te responderá siempre en Mi nombre.
• No te pongas a discutir con ninguna tentación, enciérrate inmediatamente en Mi Corazón y a la primera oportunidad, revélala al confesor.
• Pon el amor propio en el último lugar para que no contamine tus acciones.
• Sopórtate a ti misma con gran paciencia.
• No descuides las mortificaciones interiores.
• Justifica siempre dentro de ti la opinión de las Superioras y del confesor.
• Aléjate de los murmuradores como de una peste. (120)
• Que todos se comporten como quieran, tu compórtate como Yo exijo de ti.
• Observa la regla con máxima fidelidad.
• Después de sufrir un disgusto, piensa qué cosa buena podrías hacer para la persona que te ha hecho sufrir.
• Evita la disipación.
• Calla cuando te amonestan;
• no preguntes la opinión de todos sino de tu director espiritual; con él sé sincera y sencilla como una niña.
• No te desanimes por la ingratitud; no examines con curiosidad los caminos por los cuales te conduzco.
• Cuando el aburrimiento y el desanimo llamen a tu corazón, huye de ti misma y escóndete en Mi Corazón.
• No tengas miedo de la lucha a menudo el solo valor atemoriza las tentaciones, y no se atreven a atacarnos.
• Lucha siempre con esta profunda convicción de que Yo estoy a tu lado.
• No te dejes guiar por el sentimiento, porque él no siempre está en tu poder, todo el merito está en la voluntad.
• Depende siempre de las Superioras en las cosas más pequeñas.
• No te hago ilusiones con la paz y los consuelos, sino que prepárate a grandes batallas.
• Has de saber que ahora estas sobre un escenario donde te observan la tierra y todo el cielo, lucha como un guerrero para que pueda concederte el premio; no tengas mucho miedo, porque no estás sola.
*
• Quiero que seas como un oficial entrenado en la lucha que, entre el estruendo de las balas, sabe dar órdenes a los demás. Igualmente tu, hija Mía, entre las mas grandes dificultades, has de saber dominarte y que nada te aleje de Mi, ni siquiera tus caídas."

(Diario 1760 – 1779)

Baja gratis GUIA Buena confesión para NIÑOS

Nuestro Señor dijo a Santa Faustina:

"...las almas mansas y humildes y a las almas de los ninos pequeños ... Éstas son las almas mas semejantes a Mi Corazón. Ellas Me fortalecieron durante Mi amarga agonía. Las veía como ángeles terrestres que velarian al pie de Mis altares. Sobre ellas
derramo torrentes enteros de gracias. Solamente el alma humilde es capaz de recibir Mi gracia; concedo Mi confianza a las almas humildes." (Diario 1220)

Hemos de orar mucho por las almas de los niños pequeños, así dijo Santa Faustina: "la oración unida con las obras de misericordia. De modo especial protegerán del mal a las almas de los ninos." (Diario 1156)


Para bajar la guía click en la imagen, o aquí.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...