Ads 468x60px

miércoles, septiembre 26, 2012

Misión de Santa Faustina

La misión que el Señor le encomendó a la Santa Faustina consistió en:

* recordar a todos la verdad de fe, revelada en la Sagrada Escritura, del amor misericordioso de Dios a todos los hombres, incluso al más grande pecador;

* transmitir nuevas formas de culto destinadas a la Divina Misericordia;

* y promover un gran movimiento de devotos y apóstoles de la Divina Misericordia que deberían llevar la renovación religiosa en el espíritu del culto antes dicho, es decir, en el espíritu evangélico de la ilimitada confianza en Dios, en la caridad y en la misericordia hacia los hombres.

El Beato Juan Pablo II dijo de ella: "Dios nos ha hablado a través de la riqueza espiritual de Sor Faustina Kowalska. Ella ha dejado al mundo el gran mensaje de la Misericordia Divina como una invitación a confiarse completamente al Creador.

Dios le concedió una gracia particular, la de conocer su Misericordia mediante las experiencias místicas y el gran don especial de la oración contemplativa. Cómo te agradezco, Sor Faustina Kowalska, por haber recordado al mundo el gran misterio de la Misericordia Divina. Aquel "Misterio englobante", el inefable misterio del Padre del que . hoy el hombre y el mundo, tienen tanta necesidad" . (Oss. Rom. 19-20 de Abril de 1993).

 Autor: Cango. Dr. Sergio Ruiz Moctezuma. Libro: "La devoción a la Divina Misericordia" 2001

lunes, septiembre 24, 2012

Misericordia y Justicia divinas

"En efecto, la obra propia de Dios es solamente una: hacernos partícipes de Sí mismo como Supremo Bien y tener una profunda compasión por nuestra debilidad y pecado.

Por esto Santo Tomás nos enseña que la misericordia se halla en Dios no solo en cuanto al afecto que tiene por nosotros, razón por la cual:
“Se dice que Dios manifiesta su omnipotencia sobretodo perdonando y compadeciendo; y no sólo en cuanto al hecho, sino en cuanto a la intención.” (2-2.20,2,4) 

Así, en toda obra de Dios hay compasión y justicia y ni obrando con justicia va contra su compasión, por lo que toda acción justa de Dios se apoya siempre en la misericordia y la presupone, aún cuando en la realidad, en toda obra de Dios su compasión sobrepasa siempre a su justicia, no en sí misma, porque ambas son perfecciones infinitas de Dios, sino con respecto a nosotros, pues nos trata según lo que exige su justicia, pero más conforme a su misericordia por el perdón."

Autor: Cango. Dr. Sergio Ruiz Moctezuma. Libro: "La devoción a la Divina Misericordia" 2001

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...