Ads 468x60px

Comparta la alegría de la temporada navideña haciendo obras de misericordia


Mientras se aproxima la Navidad, piense cómo el Niño en el pesebre, obediente al Padre, se ofreció así Mismo por nuestra salvación: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, más tenga vida eterna" (Juan 3, 16).

Cristo vino a salvarnos de nuestros pecados para que nos hiciéramos hijos de Dios y compartir con Él en el cielo.
Un regalo tan inmenso debería llenar nuestros corazones con tal gratitud y regocijo en la Navidad. El ejemplo de nuestro Salvador debería motivarnos para amar sin medida y sacrificarnos por el bien de nuestro prójimo.

Nosotros podemos hacer eso en esta Navidad haciendo obras de misericordia para los más necesitados. Nuestro Señor le dijo a Santa Faustina: "Exijo de ti obras de misericordia que deben surgir del amor hacia Mí. Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes" (Diario, 742).

Con ese espíritu navideño, los Padres Marianos de la Inmaculada Concepción junto con los Auxiliares Marianos, comparten la alegría de la temporada de Navidad ayudando a los más necesitados.

Llevar alegría a los ancianos y enfermos
El Padre Mark Baron, MIC, maestro de novicios en Washington, D.C., dice que el día de la Navidad los Marianos allí visitan un asilo que provee un hogar a hombres y mujeres ancianos que no tienen los medios financieros para vivir en otro lugar. Cada Navidad, el Padre Mark y los seminaristas Marianos visitan el asilo para cantar villancicos.

Los Marianos también visitan una residencia para hablar con las personas que viven allí porque no tienen un hogar, están enfermos de sida o son enfermos terminales. "Les hablamos de Jesús y del significado de la Navidad y celebramos la Santa Misa," dijo el Padre Mark.

El arbolito del Santuario Nacional
Madres solteras, muchas de ellas adolescentes, están entre los más necesitados en la Navidad. Cada año, ellas y sus hijos ocupan un lugar especial en las mentes y los corazones de los Marianos en el Santuario Nacional de la Divina Misericordia en Stockbridge, Massachusetts.

Cada año los Marianos colocan un arbolito en el Santuario y en cada ornamento escriben la "lista de deseos" de una madre. Los Marianos, peregrinos y empleados del Santuario escogen algún ornamento y cumplen la petición escrita.
Usualmente, las peticiones incluyen artículos como cobijas, pañales, tarjetas de regalo y telefónicas. Incluso hace algunos años, una de ellas recibió dinero para pagar sus deudas.

Obras de misericordia en la parroquia
En Sewell, Nebraska, el Padre Randall Langhorst está a cargo de una parroquia que acoge el mensaje de la Divina Misericordia y llevan a cabo obras de misericordia, no sólo durante la Navidad sino también durante el resto del año.

Las obras de la parroquia a lo largo del año incluyen proveer alimentos y prendas de vestir a gente necesitada, recolectar artículos para bebés, rezar por causas pro-vida, ofrecer Misas por las almas del purgatorio, ayudar a la Sociedad de San Vicente de Paul y su misión, regalar material de la Divina Misericordia, y participar en varias cadenas de oración.

Durante la temporada navideña, la parroquia redobla sus esfuerzos para servir a los necesitados. Los feligreses colectan regalos para niños, ancianos y personas que carecen de recursos, distribuyen canastas de comidas y les mandan paquetes a las tropas.

Mientras usted y sus seres queridos se preparan para la Navidad, recuerde al Niño en el pesebre. Recuerde la razón de por qué vino al mundo y de gracias a Dios a través de actos misericordiosos hechos por amor a Jesús.

Fuente: Divinamisericordia.org

Adviento - La época para nuestro despertar espiritual

por Sor Maximiliana Kroczak , CSMJ 

Vivos y despiertos

El Adviento es el tiempo de una llamada de Dios para despertar , porque el hombre a veces se queda dormido durante su vida. Un sueño, a diferencia de un sueño natural, él puede nunca despertar pero continúa a dormir para siempre. Echemos un vistazo a este sueño preocupante como se describe en el evangelio de san Pablo: " Para ti es la hora de levantarse de su largo sueño " .


San Pablo explica que este sueño significa que la deriva lejos de lo que es correcto y moral en su vida. Usted se encuentra tal vez bebiendo en exceso, flojo, tomando parte en los chismes maliciosos, tiene envidia de los que tienen más que usted, o sólo hace las cosas que son beneficiosas para usted.


La única conexión de este sueño tiene con el sueño natural es el colapso moral de la conciencia a la inconsciencia . Sueño Natural renueva su fuerza física . Este sueño destruye su fuerza moral y lo que es más importante en el hombre y le impide ser egoísta, porción , egoísta e indiferente . 


La llamada del Adviento El despertar encuentra su cumplimiento al hacernos conscientes de lo bueno que podemos hacer , nos despierta al hecho de que no somos lo máximo en la vida. Somos sólo una parte de la humanidad y la vida de nuestro prójimo es tan importante como la nuestra. En este despertar nos enteramos de que sólo Dios puede satisfacer el corazón humano y satisfacer todas nuestras necesidades y anhelos . El grito de despierta nos llama a comprometerse con un nuevo comienzo para renovarnos en la fe, con la aceptación total de las leyes de Dios para vivir nuestra vida. Debemos aceptar de parte del Señor las dificultades que la vida trae, los sacrificios , así como regalos. 

"Yo estoy a la puerta y llamo"El objetivo de Adviento es crear en nosotros un temor saludable del pecado para que nosotros no perdamos la venida del Señor y no olvidarnos de él. "Me temo que Cristo va a pasar por mí y no lo voy a invitar a acercarse , y  puede que nunca pase por mí otra vez ", este fue el gran temor de San Agustín . En efecto, Cristo viene al hombre lleno de respeto por su libertad. "Aquí yo estoy a la puerta y llamo , si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo " . 
Consejo del Beato Padre . Miguel Sopocko" Si a usted no está despierto y alerta al advenimiento o con negligencia y no invita a Cristo a venir cerca de usted en este momento , entonces Él tal vez le dejará solo . Y nadie más que Jesús es capaz de llevarle la paz, y de perdonar sus pecados " . 

Mantengase alerta en todo momentoVale la pena recordar las tres dimensiones de la vigilia cristiana, que se distinguían por el Papa Juan Pablo II en su recurso de casación en Jasna Góra , en junio de 1983. Su apelación fue dirigida a la Virgen. Es renovar espiritualmente las promesas dadas por Polonia a María. En ese momento ellos cantan una sencilla oración : "Yo estoy con ustedes, me acuerdo de ti y yo vigilaré en todo momento " . 
¿Qué significa para vigilar ?Significa que trato de ser una persona de conciencia y no ignoro o deformo mi conciencia . Quiere decir que me identifico con lo que es bueno y no me confundo. Significa que puedo desarrollar todo lo que es bueno en mi vida y trato de vencer todo mal en mí mismo.

Además " ver " significa respetar al prójimo , usted no cerrarse a los sentimientos y necesidades de los demás. Vea el medio para amar al prójimo ,  colaborar con los prójimos. Observo también significa que usted se siente responsable de nuestro patrimonio común a saber , la fe .  


Esto define a todos nosotros, este nos obliga a todos . Deseamos defender la fe sólo cuando no nos cuesta nada . El Santo Padre habló de Polonia , cuando estaba en Polonia o en Irlanda , cuando estaba en Irlanda, pero en todo momento estaba hablando con todo el mundo . 

Vivir en nombre de la verdadUna nación es sólo rica cuando se tiene fe y es su gente que la hacen rica . Se hizo rico por su buena gente . Se hizo rico por todos los que viven en el nombre de la verdad , porque la verdad inspira el amor, y el amor es necesario para vivir por la fe.El tiempo de Adviento

El tiempo de Adviento moldea verdaderamente el significado de la llegada de la Navidad . Si sólo escuchamos el mensaje de este periodo , se perdió en nosotros porque significa algo más que un simple recuerdo de este acontecimiento salvífico, que tuvo lugar en Belén hace poco más de dos mil años. 

Momento más decisivo de nuestra Tierra

La encarnación del Hijo de Dios no es sólo un acontecimiento histórico pasado , sino que es un evento para todos los tiempos. El significado del Adviento es que fue el momento más decisivo de nuestra tierra, un evento que tendrá importancia para todos los tiempos. Esta venida de Jesucristo en la vida de cada uno de nosotros es importante mientras esperamos su gloriosa y definitiva ( final) que viene. 


 De hecho, el conjunto de nuestra fe cristiana es "advenimiento - al". Incluso el Santo Evangelio es en este aspecto " inacabado " , a la espera de la realización. El último libro , el libro del Apocalipsis termina con un grito apasionado, " Marana tha " - ven, Señor Jesús, ven !

Fuente; http://divinemercy.org/trust/advent--the-time-for-our-spiritual-awakening.html

Adviento: Esta es la temporada para Ti

Por Sarah Chichester ( 30 de noviembre 2013 ) 

Si usted ha sufrido la muerte de un ser querido, si usted ha perdido su trabajo , o experimentado dificultades financieras : esta es la temporada para usted. 

Si se siente solo, triste, enfermo, sufriendo, separado de sus familia, ya sea por argumentos o distancia: esta es la temporada para usted. 
Si se siente mal, débil y cansado : esta es la temporada para usted. 

Para la temporada de Adviento es especialmente adecuado para usted y para mí, por el sufrimiento tenemos necesidad de un Salvador.
  
Como escribe a Santa Faustina : "Y de nosotros mismos, lo que somos - menos que nada" ( Diario de Santa Faustina , 1655 ) . Anhelamos un Salvador, alguien para hacer que todo nuestro quebrantamiento , para consolarnos como lloramos , para sanarnos desde el dolor de la soledad . La vida es muy difícil para muchos de nosotros, y Adviento nos permite el tiempo para llamar a Jesús : " ¡¡¡ Ven Ven te necesito "

Note las palabras " Muchos de nosotros ...." A menudo olvidamos que los demás se sientan como nosotros. Se nos olvida en medio de nuestro dolor que otros están entristecidos también. A veces se nos hace difícil ver más allá del dolor en nuestro corazón, y por eso nos parece tan sola.


Usted no está solo. Usted no está solo en su sufrimiento , y usted no está solo en su necesidad de Jesús.Así que vamos a llorar juntos, " Ven, Señor Jesús! Ven a mí en mi dolor Ven a mí en mi falta de trabajo , en mi angustia , en mi fatiga ! "


A lo largo de los siguientes días, repita esta oración a Jesús. Vamos a esperar con toda la naturaleza para la venida de nuestro Salvador ! ( ver Romanos 8:14-28 )


 Necesitamos a Jesús , y anhelamos estar con Él.

Fuente:http://thedivinemercy.org/news/story.php?NID=3761

Santa Faustina y las almas que sufren

*Artículo tomado de la web http://www.ladivinamisericordia.org/
Por Chris Sparks

Las Iglesia nos enseña sobre el purgatorio y la gran necesidad de rezar por las Benditas Almas. Incluso, la Iglesia dedica el mes de noviembre como un tiempo especial para recordar a las almas en el purgatorio.
Sin embargo, ¿tenemos evidencia de que los difuntos necesitan oraciones?

¡Por supuesto! Un número de personas vivas han visitado a los muertos, entre ellas Santa Faustina. La Secretaria de la Misericordia escribió en su Diario cuando su Ángel de la Guarda la llevó a visitar el purgatorio:

Vi al Ángel de la Guarda que me dijo seguirlo. En un momento me encontré en un lugar nebuloso, lleno de fuego y había allí una multitud de almas sufrientes. Estas almas estaban orando con gran fervor, pero sin eficacia para ellas mismas, sólo nosotros podemos ayudarlas. Las llamas que las quemaban, a mí no me tocaban. Mi Ángel de la Guarda no me abandonó ni por un solo momento. Pregunté a estas almas ¿cuál era su mayor tormento? Y me contestaron unánimemente que su mayor tormento era la añoranza de Dios. Vi a la Madre de Dios que visitaba a las almas en el Purgatorio. Las almas llaman a María "La Estrella del Mar." Ella les trae alivio. Deseaba hablar más con ellas, sin embargo mi Ángel de la Guarda me hizo seña de salir. Salimos de esa cárcel de sufrimiento. [Oí una voz interior] que me dijo: Mi misericordia no lo desea, pero la justicia lo exige. A partir de aquel momento me uno más estrechamente a las almas sufrientes. (Diario, 20)

A lo largo de su vida, ella perseveró en la oración por las Benditas Almas (ver Diario 240, 274, 346, 1226-1227). En su Diario, ella cuenta algunas historias sobre las visitas de las Benditas Almas para rogar por oraciones y Misas. Con frecuencia, una de las hermanas de su congregación que había muerto recientemente, la visita para pedirle la intercesión que las almas necesitan para pasar el Purgatorio y llegar al cielo (ver Diario 21, 58, 594, 1185-1187). Una vez, ella ofreció su ayuda directamente a los difuntos y ellos respondieron. Ella escribió:

En víspera del día de los difuntos, cuando al atardecer fui al cementerio que estaba cerrado, pero entreabrí un poco la puerta y dije: Si desean, queridas almas, alguna cosa, la haré con gusto, dentro de lo que me permite la regla. Entonces oí estas palabras: Cumple la voluntad de Dios. Nosotras somos felices en la medida en que hemos cumplido la voluntad de Dios. (Diario. 518)

Santa Faustina desea que nos unamos a ella a ofrecer nuestras oraciones y obras para ayudar a las Benditas Almas en su camino hacia Dios y la vida eterna. Uno de los días de oración en la Novena a la Divina Misericordia está dedicada a las Benditas Almas que sufren en el Purgatorio. Todos estamos llamados a rezar la Coronilla a la Divina Misericordia por los moribundos para agilizar su camino al cielo.

Únase a Santa Faustina y a los Padres Marianos de la Inmaculada Concepción para llevar ayuda a todos aquellos que no pueden ayudarse así mismo. Ofrezca oraciones y obras por las almas en el Purgatorio para que sean liberadas de su sufrimiento.

*web de los Padres Marianos http://www.ladivinamisericordia.org/news/story.php?NID=5579

Meditar en tres atributos de Dios


+Nos dice Santa Faustina:

"Durante el Adviento se despertó en mi alma un vivo deseo de Dios. Mi espíritu anhelaba a Dios con toda la fuerza de su ser. En aquel tiempo el Señor me dio mucha luz para que conociera sus atributos.

El primer atributo que el Señor me dio a conocer, fue su Santidad. Esta Santidad es tan grande que delante de Él tiemblan todas las Potencias y todas las Fuerzas. Los espíritus puros encubren sus rostros y se sumergen en adoración permanente, y la única expresión de su adoración sin límites es Santo… La Santidad de Dios es derramada sobre la Iglesia de Dios y sobre cada alma que vive en ella pero no en grado igual. Hay almas completamente divinizadas, pero hay también almas apenas vivas.

El segundo atributo que el Señor me dio a conocer, fue su Justicia. Su Justicia es tan grande y penetrante que llega hasta el fondo de la esencia de las cosas y delante de Él todo se presenta en desnuda verdad, y nada podría continuar subsistiendo.

El tercer atributo fue el Amor y la Misericordia. Y entendí que el mayor atributo es el Amor y la Misericordia. El une la criatura al Creador. El amor más grande y el abismo de la misericordia los reconozco en la Encarnación del Verbo, en su redención, y de esto entendí que éste es el más grande atributo de Dios." (Diario 176)

"Vivir el adviento mansa y humildemente"

"Propósito general: recogimiento interior, silencio.
Escóndeme, Jesús, en la profundidad de Tu misericordia, y el prójimo me juzgue, entonces, según le agrade.

Nunca hablar de mis propias vivencias. En el sufrimiento buscar alivio en la oración, en las dudas mas pequeñas buscar solamente el consejo del confesor. Tener el corazón siempre abierto para recibir los sufrimientos de los demás y mis sufrimientos hundirlos en el Corazón de Dios para que no se noten por fuera, si es posible.

Tratar de mantener siempre el equilibrio aunque las circunstancias sean extremadamente tormentosas.

No permitir turbar mi paz y mi silencio interior. Ninguna cosa puede compararse con la paz del corazón. Si me reprochan algo injustamente, no justificarme; si la Superiora quiere conocer la verdad sobre si tengo o no tengo razón, lo sabrá no necesariamente de mi. Yo debo aceptar todo con una actitud interior de humildad.

Viviré este Adviento según las indicaciones de la Santísima Virgen: mansa y humildemente.

Vivo estos momentos con la Santísima Virgen. Con inmensa añoranza espero la venida del Señor. Mis deseos son grandes. Deseo que todos los pueblos conozcan al Señor, deseo preparar a todas las naciones para recibir al Verbo Encarnado.

Oh Jesús, haz que la fuente de Tu misericordia brote con mayor abundancia, porque la humanidad está muy enferma y por eso más que nunca necesita Tu compasión. Tu eres un mar ilimitado de misericordia para nosotros, pecadores y cuanto mayor es nuestra miseria, tanto mas grande es el derecho que tenemos a Tu misericordia. Tú eres la fuente que hace feliz a cada criatura por medio de Tu misericordia infinita." (D. 790-793)

Jesús callaba

"Hoy, durante la Pasión, he visto a Jesús martirizado, coronado de espinas y con un pedazo de caña en la mano.

Jesús callaba, mientras los soldadotes rivalizaban torturándolo. Jesús no decía nada, solamente me miró; en aquella mirada sentí su tortura tan tremenda que nosotros no tenemos ni siquiera una idea de lo que Jesús sufrió por nosotros antes de la crucifixión.

Mi alma está llena de dolor y de nostalgia: sentí en el alma un gran odio por el pecado, y la más pequeña infidelidad mía me parece una montana alta y la reparo con la mortificación y las penitencias. Cuando veo a Jesús martirizado, el corazón se me hace pedazos; pienso en lo que será de los pecadores si no aprovechan la Pasión de Jesús. En su Pasión veo todo el mar de la misericordia." (Diario 948)

Adviento: Una Guía práctica

La palabra Adviento viene de la palabra latina adventus , que significa " venida". El tiempo de Adviento , que comenzó Domingo, 01 de diciembre , es uno de conmemoración , espera expectante, y la preparación para lo que se refiere a menudo como las " tres venidas ".De hecho , el Adviento es un tiempo en el que :1 . Conmemoramos la Primera Venida de Jesucristo en la Navidad ;2 . Esperamos su segunda venida , y3 . Nos preparamos para la venida de Jesús en nuestros corazones .¿Cómo vamos a entrar de lleno en la alegría , asombro y amor que son las características principales de Adviento? ¿Cómo vamos a tomar un descanso del ajetreo de este tiempo agitado y recordarnos a nosotros mismos que "Jesús es la razón de la estación "? En primer lugar , tenemos que estar " vigilantes".Reflexionando sobre la lectura del Evangelio de la Liturgia de Adviento es una manera perfecta para ajustarnos a la temporada.

    
Jesús dijo a sus discípulos :
“Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, los pueblos serán presa de la angustia ante el rugido del mar y la violencia de las olas.

Los hombres desfallecerán de miedo por que sobrevendrá al mundo, porque los astros se conmoverán.

Entonces se verá al Hijo del hombre venir sobre una nube, lleno de poder y de gloria.

Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación».

Y Jesús les hizo esta comparación: «Miren lo que sucede con la higuera o con cualquier otro árbol.

Cuando comienza a echar brotes, ustedes se dan cuenta de que se acerca el verano. sí también, cuando vean que suceden todas estas cosas, sepan que el Reino de Dios está cerca.”

“Tengan cuidado de no dejarse aturdir por los excesos, la embriaguez y las preocupaciones de la vida, para que ese día no caiga de improviso sobre ustedes como una trampa, porque sobrevendrá a todos los hombres en toda la tierra.

Estén prevenidos y oren incesantemente, para quedar a salvo de todo lo que ha de ocurrir. Así podrán comparecer seguros ante del Hijo del hombre».

¿Qué significa ser " vigilantes " durante esta temporada especial?El primer domingo de Adviento , mi párroco lo resumió de esta manera. Él dijo que debemos " estar listo y preparado" para la Segunda Venida de Cristo. En los días previos a la Navidad , dijo, " podemos beneficiarnos de considerar  lo que somos , lo que hacemos con nuestras vidas , y cómo nos estamos acercando a la gran prueba que realmente importa - nuestro encuentro personal con el Señor el Día del Juicio " .Dijo que debemos esforzarnos por imitar a las normas del Evangelio y permitir que Cristo "nacer en nuestros corazones ."Y continuó: " Durante el Adviento , la Iglesia hace un llamamiento para una mejora en nuestras vidas y por una nueva profundidad de la sinceridad de nuestra religión. Se nos llama a hacer un nuevo comienzo a la construcción de una relación más estrecha con Cristo. "No es de extrañar Adviento es a menudo descrito como una temporada de anticipación gozosa , el deseo, el anhelo y la esperanza .Santa Faustina bellamente explica este anhelo . Para ella, también, era un anhelo de hacer sitio a Cristo en su corazón. En su Diario , en 1932 , escribe cómo " durante el Adviento , un gran anhelo de Dios surgió en mi alma. Mi espíritu se precipitó hacia Dios con todas sus fuerzas . Durante ese tiempo, el Señor me dio mucha luz para conocer sus atributos . " Ella escribe :

   
"El primer atributo que el Señor me dio a conocer es su santidad. Su santidad es tan grande que todos los Poderes y Virtudes tiemblan delante de él . Los espíritus puros velan sus rostros y se pierden en la adoración sin fin , y con una sola palabra de lo que expresan la más alta forma de adoración , es decir - Santo ... La santidad de Dios es derramado sobre la Iglesia de Dios y sobre todo ser viviente en ella, pero no en el mismo grado. Hay almas que están completamente penetrados por Dios, y no son los que están apenas con vida .

    
El segundo tipo de conocimiento que el Señor me concedió refiere a su justicia. Su justicia es tan grande y penetrante que cala hondo en el corazón de las cosas, y todas las cosas que estaban delante de Él en verdad desnuda , y nada lo puede soportar .

    
El tercer atributo es el amor y la misericordia . Y entendí que el mayor atributo es el amor y la misericordia . Se une a la criatura con el Creador. Este inmenso amor y abismo de la misericordia se dan a conocer en la Encarnación del Verbo y en la Redención [ de la humanidad ] , y es aquí que vi esto como el más grande de todos los atributos de Dios "( 180 ) .Este pasaje es un gran ejemplo de cómo, cuando nos pasamos el tiempo de Adviento la bienvenida a Cristo en nuestro corazón , Él se revelará a nosotros. Las siguientes son algunas maneras en que nosotros le podemos dar la bienvenida :Hacer más espacio para Él: Puedes hacerlo a través de más intensa lectura de la Escritura , al gastar más tiempo en oración , y al permitir que su amor por Él para ser visible en todo lo que hacen . Además , tiene planes de ir a la confesión . Asistir a Misa todos los días , si es posible , o pasar el tiempo regular en la Adoración Eucarística .Ayudar a los necesitados : Encuentra una actividad familiar que le permite interactuar con aquellos que están en necesidad. Visite un hogar de ancianos o un refugio para desamparados . O invitar a alguien que de otra manera podrían estar solo para pasar el tiempo en este Adviento con usted y su familia. O dar un regalo monetario a una causa benéfica o para una familia que sabe que están en crisis financiera.Hacer una corona de Adviento : Si usted no tiene uno ya , considere hacer una. Todo lo que necesitas son unas ramas de hoja perenne. Formar con ellos un círculo engastado con cuatro velas . A medida que el Rev. P. Lang joviana , OFM , escribe en su libro Diccionario de la Liturgia ( Catholic Book Publishing Company) , " Encender una vela distinta en cada uno de los cuatro domingos de Adviento simboliza la venida de Cristo, la Luz del mundo . " Cada día o cada semana , usted puede cantar himnos alrededor de la corona y recitar oraciones.Estas tres sugerencias le ayudarán a mantenernos espiritualmente alertas y vigilantes para el que hemos estado esperando : Jesús. Podemos acoger su llegada y preparar un lugar para que Él reine en nuestros corazones para siempre.

Fuente: http://www.thedivinemercy.org/news/story.php?NID=3428
Traducción: Ailyn.

Cumple la Voluntad de Dios con amor y alegría



Dios sea adorado

Oh Santísima Trinidad, en la que esta encerrada la vida interior de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, oh gozo eterno, inconcebible abismo de amor que Te derramas sobre todas las criaturas y las haces felices, honor y gloria a Tu nombre por los siglos de los siglos.

Amen.

Cuando conozco Tu grandeza y Tu belleza, oh Dios mío, me alegro indeciblemente por ser tan grande el señor a quien sirvo. Con amor y alegría cumplo su santa voluntad y cuanto más lo conozco, tanto mas ardientemente deseo amarlo. Me quema el deseo de amarlo cada vez más.

(D. 525)

Oh Bondad infinita, ¿Quién puede adorarte dignamente?



"Oh Santa Trinidad, Único Dios, inconcebible en la grandeza de la misericordia hacia las criaturas y especialmente hacia los pobres pecadores.

Has revelado el abismo de Tu misericordia inconcebible, impenetrable para toda mente humana o angélica.

Nuestra nulidad y nuestra miseria se hunden en Tu grandeza.

Oh Bondad infinita, ¿Quién puede adorarte dignamente?

¿hay algún alma que entienda tu amor? Oh Jesús, tales almas existen, pero son pocas." (D. 361)

Con la obediencia damos gloria a Dios y adquirimos méritos

"En algún momento Jesús me dijo: Ve a la Madre Superiora y dile que te permita llevar el cilicio  durante siete días, y durante la noche te levantarás una vez y vendrás a la capilla.

Contesté que sí, pero tuve cierta dificultad en hablar con la Superiora. Por la noche Jesús me preguntó: ¿Hasta cuando lo vas a aplazar?

Decidí decirlo a la Madre Superiora durante el primer encuentro. Al día siguiente, antes del medio día, vi. que la Madre Superiora iba al refectorio y como la cocina, el refectorio y la habitación de Sor Luisa están casi contiguas, entonces invite a la Madre Superiora a la habitación de Sor Luisa y le comunique lo que el Señor Jesús solicitaba.

La Madre Superiora me contestó: No le permito llevar ningún cilicio. En absoluto. Si el Señor Jesús le da la fuerza de un gigante, yo le permitiré estas mortificaciones. Me disculpé con la Madre por haberle ocupado el tiempo y salí de la habitación.

Entonces vi. al Señor Jesús en la puerta de la cocina y dije al Señor: Me mandas ir a pedir estas mortificaciones y la Madre Superiora no quiere permitírmelas.

Entonces Jesús me dijo: Estuve aquí durante la conversación con la Superiora y sé todo. No exijo tus mortificaciones, sino la obediencia. Con ella Me das una gran gloria y adquieres méritos para ti.

(Diario 28)

No tengas miedo de nada, Yo estoy contigo

 + 11 de mayo de 1º936. Llegué a Cracovia y me puse contenta esperando que pudiera cumplir, por fin, todo lo que exigía Jesús.

Una vez, al ver al Padre A.  y después de decirle todo, recibí esta respuesta: Rece, hermana, hasta la fiesta del Sagrado Corazón y agregue alguna mortificación, y el día de la fiesta del Sagrado Corazón le daré la respuesta.

Pero un día oí en el alma esta voz: No tengas miedo de nada, Yo estoy contigo.

Después de estas palabras sentí en el alma un apremio tan grande que sin esperar la fiesta del Sagrado Corazón, declaré en la confesión que abandonaba la Congregación ya. El Padre me contestó: Si usted misma, hermana, ha tomado esta decisión, tomará también la responsabilidad por si misma. Pues vaya. Me alegré de que ya saliera.

A la mañana siguiente, de pronto me abandonó la presencia de Dios, una gran oscuridad envolvió mi alma, no lograba rezar. Debido a este inesperado abandono de parte de Dios, decidí aplazar esta cuestión un poco, hasta consultar con el Padre.

El Padre Andrasz me contestó que los cambios de este tipo suceden frecuentemente y no es un impedimento para obrar.

(D. 655)
 

Congregación de las Hermanas de Jesús Misericordioso



"Hoy, el Señor me ha dado a conocer en espíritu el convento de la Vidita Misericordia; he visto en él un profundo espíritu, pero todo pobre y muy modesto.

Oh Jesús mío, me haces tratar espiritualmente con aquellas almas y quizás nunca ponga allí mi pie, pero sea bendito Tu nombre y se haga lo que tu has establecido." (892)





“Casi todo lo que sor Faustina había predicho acerca de la congregación,
se cumplió con todos los detalles. Cuando en Vilna, el 16 de noviembre de 1944 recibía por la noche los votos privados de las seis primeras hermanas o, 3 años más tarde, vine a la primera casa de de esa congregación en Mysliborz, estuve asombrado cuánto todo se parecía a lo que me había dicho la difunta sor Faustina (...) Noté en la nave del altar una ventana con una vidriera un poco deteriorada, presentando la agonía de Jesús en la cruz. Lo miraba con alegría y estupefacción, ya que sor Faustina me había hablado de una iglesia y de una vidriera así”
(M. Sopocko, Memorias).

Lo real dura por siempre

"
¡Oh, qué bello es el mundo del espíritu! ¡Y qué real es!

En comparación a él, esta vida exterior es una ilusión vana, una impotencia." (D. 884)

El amor da valor a nuestras acciones

"Oh Jesús, me das a conocer y entender en qué consiste la grandeza del alma: no en grandes acciones, sino en un gran amor.

Es el amor que tiene el valor y él confiere la grandeza a nuestras acciones; aunque nuestras acciones sean pequeñas y comunes de por si, a consecuencia del amor se harán grandes y poderosas delante de Dios gracias al amor." 

(D. 889)

Una forma de vida: vivir en la Misericordia de Dios


"El mensaje de la Divina Misericordia se trata de más que de una devoción: es una Forma de Vida.

Mientras que es importante y apropiado venerar la imagen del Salvador Misericordioso y rezar a las 3 de la tarde el Viacrucis, o la Coronilla a la divina Misericordia todos los días, si estas acciones no nos llevan a una confianza más profunda en Dios, a una capacidad mayor de perdonar a aquellos que nos han ofendido y a un deseo más fuerte de ser misericordiosos con los demas, entonces los aspectos devocionales han hecho poco para acercarnos a Jesús.

Es importante que entendamos la necesidad diaria de hacer obras de misericordia, especialmente con los marginados, los ignorados, los rechazados, los incapacitados, los ancianos y los moribundos."



Autor: Bryan S.Tatcher, Apóstoles Eucarísticos de la Divina Misericordia.
Libro: La Divina Misericordia una forma de Vida

Abandonarnos en la Divina Misericordia


Cuando Santa Faustina estaba muy enferma se abandonó a la Voluntad de Dios, y esto le trajo gran alegría y paz.

"Despues del primer examen el médico constató que el estado era grave. Sospecho hermana, que se trate de aquello por lo cual usted pregunta, pero, bueno, Dios todopoderoso lo puede todo.

Al entrar en mi habitación aislada, me sumergí en una oración de agradecimiento por todo lo que el Señor me había enviado a lo largo de toda mi vida, sometiendome completamente a su santísima voluntad.

Un abismo de alegría y de paz inundó mi alma. Sentía una paz tan profunda que si en aquel momento hubiera venido la muerte no le habría dicho espera, porque todavía tengo asuntos que arreglar.

No, la hubiera saludado con alegría, porque estoy preparada para el encuentro con el Señor no sólo desde hoy, sino desde el momento en que confié completamente en la Divina Misericordia, abandonándome plenamente a su santísima voluntad, llena de misericordia y de compasión. Sé lo que soy de por mí..." (Diario 1679)

Como un niño pequeño en brazos de su Madre, abandonémonos en los brazos de Dios Misericordioso.

Aquí un excelente libro electrónico que nos habla precisamente de esto del Abandono confiado en la Divina Providencia. Click para descargar (o en la imagen de arriba) y luego hacer guardar con boton derecho.

Vivir la confianza en la Divina Misericordia

La confianza es el fundamento de aquellos que deseen vivir el mensaje de la Divina Misericordia.

 Debemos ser vasijas de misericordia, y la cantidad que pueda contener esa vasija para irradiarla a los demás, dependerá de la confianza.

“El alma que confía en Mi misericordia es la más feliz porque Yo Mismo tengo cuidado de ella” (Diario, 1273 )

“..invita a las almas con las cuales estás en contacto a confiar en Mi misericordia infinita. Oh cuánto amo a las almas que se Me han confiado totalmente, haré todo por ellas.” (Diario, 294)

La confianza requiere de la conversión del corazón; esencia del mensaje de nuestro Señor. Esta escrito en Ezequiel 36, 26 :”Y os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros espíritu nuevo, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.”

David escribió en el Salmo 62, “En Dios solo el descanso de mi alma, de él viene mi salvación, solo él mi roca, mi salvación, mi ciudadela, no he de vacilar” (Sal 62, 2-3). Sin embargo, desafortunadamente muchos de nosotros carecemos de la confianza en Dios y canalizamos nuestros enojos, frustraciones, dolores y ansiedades a través de medios que nos hacen daño, como el alcoholismo, el abuso de drogas, la adicción por el trabajo y la comida.

El confiar en Dios requiere de una relación con Dios. Algunos de nosotros no tuvimos una relación sana con nuestros padres, que supuestamente deberían de habernos nutrido y apoyado en todos los sentidos, y ya como adultos, nos cuesta trabajo confiar. 

Los que son adictos a algo, tienen una relación de confianza patológica con un objeto o evento; para sentirse en paz y felices, confían en el alcohol, en la comida u otras cosas. En el Programa de los Doce Pasos, se recomienda que uno desarrolle una relación con una “fuerza mayor”. 

Sin embargo, los Cristianos sabemos que Jesucristo es esa “Fuerza Mayor”, ya que Él es el Camino, la Verdad y la Vida. “Por lo cual Dios lo exaltó y le otorgó el Nombre que está sobre todo nombre. Para que al Nombre de Jesús toda rodilla se doble, en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es El SEÑOR, para gloria de Dios Padre,” (Flp. 2,9-11)

El Salmo 62 nos invita a arriesgarnos confiando en Dios y abandonándonos a su cuidado. La ansiedad y la confianza en Dios son incompatibles; la ansiedad por cualquier cosa, especialmente por cosas que están fuera de nuestro control, reflejan una cierta incredulidad y falta de confianza en Dios.

Muchos de nosotros perdemos tanto tiempo, esfuerzo y energías, preocupándonos por lo que pudo haber sido, podría pasar o pasará, que perdemos el sentido del momento presente.  

Debemos mantenernos en el presente y concentrarnos en lo que estamos haciendo ahora, y cómo estamos ante Dios hoy. No necesitamos preocuparnos del mañana; podríamos aprender la lección de los israelitas, que el maná que ellos comieron en el desierto sólo era bueno por un día (Cfr. Ex 16). En otras palabras, ellos tenían que confiar cada día en que el Señor proveería.

La confianza requiere de humildad; la persona orgullosa y exitosa siente que su bienestar material y sus logros vienen solo de su propio esfuerzo. Cuando uno está en la cumbre del éxito, hay poca necesidad de confiar en Dios. Pero el confiar en uno mismo y no en el Señor sólo nos llevará al fracaso. “Confía en Yahveh de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia.” (Pr 3,5) Dice Nuestro Señor´: “Nunca confíes en ti misma, sino que abandónate totalmente a Mi voluntad.” (Diario, 1760)

El Señor le dijo claramente a Santa Faustina, que mientras más confianza tengamos en Él y tratemos de vivir Su voluntad y no la nuestra, mayores gracias recibiríamos. Le dijo: “Di, hija Mía, que soy el Amor y la Misericordia Mismos. Cuando un alma se acerca a Mí con confianza, la colmo con tal abundancia, la colmo con tal abundancia de gracias que ella no puede contenerlas en sí misma, sino que las irradia sobre otras almas" (Diario, 1074).

Nuestro Señor nos habla acerca de la confianza en Su misericordia:
“El alma más querida para Mí es la que cree fuertemente en Mi bondad y la que Me tiene confianza plenamente; le ofrezco Mi confianza y le doy todo lo que pide.” (Diario 453)

“...Tu empeño debe ser la total confianza en Mi bondad, el Mío, darte todo lo que necesites. Me hago dependiente de tu confianza; si tu confianza es grande Mi generosidad no conocerá los límites.” (Diario, 548)

De nuevo, la confianza en Dios es facil cuando todo va bien. Sin embargo, en momentos de sufrimiento y pruebas, aparece la duda y nos preguntamos “¿dónde está Dios?” o “de verdad existe Dios”? La ruina financiera, la súbita muerte de un ser querido, el divorcio, y los niños atormentados por las drogas, son solo algunos de los episodios dolorosos de la vida que Dios puede utilizar para acercarnos más a Él. 

Pero la confianza en Dios es la clave; debemos dejar que sea como el salvavidas al que nos aferramos cuando sentimos que nos estamos ahogando.

¿Has experimentado alguna vez la enfermedad o la muerte de algún familiar? Involucrar a los seres queridos puede que sea muy espiritual, pero cuando nos enfrentamos a una crisis y una prueba, inmediatamente olvidamos todo lo relacionado con la confianza en Dios y nos paralizamos en la prueba. 

Debemos recordar que estas formas de sufrimiento nos dan la oportunidad de confiar en Dios y de crecer espiritualmente. Y si oramos, discernimos y entonces debemos pedir fortaleza, ánimo y una mayor confianza en Jesús – La Divina Misericordia – en el momento de la prueba.

Piensa en Job, quien perdió a su familia, su salud y su fortuna. Durante sus continuas pruebas, Dios nunca le informó porqué le estaba pasando todo aquello. Sin embargo, Job no maldijo a Dios; al contrario, se maravillaba de las bellezas de la creación y sabía que debía confiar en el Creador en tiempos de sufrimiento. Así como en el caso de Job, especialmente en sus sufrimientos y pruebas de la vida diaria, la experiencia de un ser querido en un accidente, el ser despedido del trabajo, nos hacen darnos cuenta de qué tan vulnerables somos y el poco control que de hecho tenemos sobre los acontecimientos de la vida.

En momentos de lucha y frustración, debemos de tener la actitud de Pedro que dijo, “Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero en tu palabra, echaré las redes” “Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse. Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para vinieran en su ayuda.” (Lc 5,5-7)

En otra ocasión, el Señor le dijo a Santa Faustina; “Que las almas que tienden a la perfección adoren especialmente Mi misericordia, porque la abundancia de gracias que les concedo proviene de Mi misericordia. Deseo que estas almas se distingan por una confianza sin límites en Mi misericordia. Yo Mismo Me ocupo de la santificación de estas almas, les daré todo lo que sea necesario para su santidad. Las gracias de Mi misericordia se toman con un solo recipiente y éste es la confianza. Cuanto más confíe un alma, tanto más recibirá. Las almas que confían sin limites son mi gran consuelo, porque en tales almas vierto todos los tesoros de Mis gracias. Me alegro mucho de que pidan mucho, porque Mi deseo es dar mucho, muchísimo. Me pongo triste, en cambio, si las almas piden poco y estrechan sus corazones.” (Diario 1578)

“En cada alma cumplo la obra de la misericordia, y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia. Quien confía en Mi misericordia no perecerá porque todos sus asuntos son Míos y los enemigos se estrellarán a los pies de Mi escabel.* ” (Diario, 723)

*escabel: 1. m. Tarima pequeña que se pone delante de la silla para que descansen los pies de quien está sentado. Fuente: Diccionario de la lengua española. Vigésima segunda edición 
  
 Fuente: Libro, la Divina Misericordia en mi alma, Diario de Santa Faustina. Libro: La Divina Misericordia una forma de Vida / Autor: Bryan S.Tatcher, Apóstoles Eucarísticos de la Divina Misericordia.

Recordemos fomentar nuestra unión con Dios

"Una vez, cuando entré en la capilla por cinco minutos de adoración y recé por cierta alma, comprendi que no siempre Dios acepta nuestras plegarias por aquellas almas por las cuales rogamos, sino que las destina a otras almas, y no les llevamos alivio en las penas que sufren en el fuego del purgatorio; sin embargo nuestra plegaria no se pierde.

La relacion confidencial del alma con Dios. Dios se acerca al alma de manera particular, conocida solamente por Dios y el alma.

Nadie se da cuenta de esta unión misteriosa, es el amor que preside en esta unión y solamente el amor realiza todo.

Jesús se da al alma de manera suave, dulce y en su profundidad está la serenidad. Jesús le concede muchas gracias y la hace capaz de compartir sus pensamientos eternos, y a veces le revela al alma sus designios divinos." (D. 621 - 622)

Algunas palabras sobre la confesión y los confesores.

+  Recordaré solamente lo que experimenté y viví en mi propia alma.

Hay tres cosas por las cuales el alma no saca provecho de la confesión en aquellos momentos excepcionales.

La primera es que el confesor conoce poco los caminos extraordinarios y muestra asombro si un alma le revela los grandes misterios que Dios realiza en el alma. Este asombro suyo pone en alarma a un alma sutil, y advierte que el confesor está indeciso en expresar su opinión; y si el alma nota esto, no se tranquiliza, sino que tiene aun mas dudas después de la confesión de cuantas tenia antes de ella, porque siente que el confesor la tranquiliza, [pero] él mismo no está seguro. O bien, lo que me ha ocurrido a mí, que el confesor, sin poder penetrar algunos misterios del alma, le rehúsa la confesión, muestra un cierto temor al acercarse esa alma a la rejilla.

¡Cómo puede un alma en tal estado, adquirir tranquilidad en el confesionario, visto que es tan sensible a cada palabra del confesor!. Según mi parecer, en estos momentos de visitas especiales de Dios en el alma, si [el sacerdote] no la entiende, debería referirla a un confesor con experiencia y conocimiento, o él mismo adquirir luces para dar al alma lo que ella necesita, y no rehusarle simplemente la confesión, porque de este modo la expone a un gran peligro y mas de un alma puede abandonar el camino, en el cual Dios quería tenerla de modo particular. Es una cosa de gran importancia, porque yo misma lo experimenté, [esto es] que ya empezaba a vacilar a pesar de estos singulares dones de Dios; aunque Dios Mismo me tranquilizaba, no obstante deseaba siempre tener el sello de la Iglesia.
 
La segunda cosa es que el confesor no permite expresarse sinceramente, manifiesta la impaciencia. El alma entonces se calla y no dice todo y por lo tanto no saca provecho, cuando sucede que el confesor empieza a someter al alma a pruebas, y sin conocerla, en vez de ayudarle, le hace daño. Y eso porque ella sabe que el confesor no la conoce, dado que no le ha permitido revelarse completamente en cuanto a las gracias, ni tampoco en cuanto a la miseria. Pues la prueba no es apropiada. Tuve algunas pruebas de las cuales me reí. Expresaré mejor esto con las palabras de que el confesor es el médico del alma, y, ¿cómo el médico, sin conocer la enfermedad, puede dar una medicina apropiada? Nunca. Porque no tendrá ningún efecto deseado, o le recetará demasiado fuerte y agravará la enfermedad y a veces, Dios no lo quiera, puede provocar la muerte, porque [es] demasiado fuerte.

Lo digo por experiencia, que en algunos casos fue Dios Mismo que me sostenía.

 La tercera cosa es que, a veces el confesor da poca importancia a las cosas pequeñas. En la vida espiritual no hay nada pequeño. A veces, una cosa aparentemente pequeña descubre algo de gran importancia, y para el confesor es un haz de luz para conocer al alma. Muchos matices espirituales se esconden en cosas pequeñas.

No se levantará jamás un magnifico edificio si tiramos los ladrillos pequeños. De ciertas almas Dios exige una gran pureza, pues les envía un conocimiento mas profundo de la miseria. Iluminadas con la luz [que viene] de lo alto, conocen mejor lo que agrada a Dios y lo que no le agrada.

El pecado es según el conocimiento y la luz del alma, lo mismo también las imperfecciones, aunque ella sabe que lo que se refiere estrictamente al sacramento es el pecado. Pero estas pequeñas cosas tienen una gran importancia en la aspiración hacia la santidad y el confesor no las puede menospreciar. La paciencia y la benevolencia del confesor abren el camino a los más profundos secretos del alma.

El alma casi inconscientemente revela la profundidad abismal y se siente más fuerte y más resistente, ahora lucha con más valor, hace más esfuerzos, porque sabe que debe rendir cuenta de ello.





(D. 112)

No te espantes de nada, Yo estoy contigo

7 II [1937]. "Hoy el Señor me dijo:  

Exijo de ti un sacrificio perfecto y en holocausto, el sacrificio de la voluntad; ningún otro sacrificio es comparable a éste. 

Yo Mismo dirijo tu vida y dispongo todo de manera que seas para Mí una ofrenda continua y hagas siempre Mi voluntad, y para completar esta ofrenda te unirás a Mí en la cruz. 

Conozco tus posibilidades. Yo Mismo te ordenaré directamente muchas cosas y la posibilidad de la ejecución la retrasaré y la haré depender de los demás; aquello que las Superioras no podrán alcanzar, lo completaré directamente Yo Mismo en tu alma y en el fondo mas secreto de tu alma habrá un sacrificio perfecto de holocausto, y esto no por algún tiempo, sino que debes saber, hija Mía, que este sacrificio durará hasta la muerte. 

Pero vendrá el tiempo en que Yo, el Señor, cumpliré todos tus deseos; tengo en ti Mi complacencia como en una Hostia viva; no te espantes de nada, Yo estoy contigo."

(D.923)

Esforzemonos por vivir de la Voluntad de Dios

15 II 1937. Hoy escuché en el alma estas palabras:

¡Oh hostia agradable a Mi Padre! 

Has de saber, hija Mía, que toda la Santísima Trinidad tiene en ti su particular complacencia, porque vives exclusivamente de la voluntad de Dios. 
Ningún sacrificio es comparable a éste.


+ Después de estas palabras ha venido a mi alma el conocimiento de la voluntad de Dios, es decir, que miro todo desde un punto de vista superior, y todos los acontecimientos y todas las cosas desagradables o agradables, las acepto con amor, como demostración de la particular predilección del Padre Celestial. (D.955 - 956)


Siempre someternos a la Santa Voluntad de Dios

"Hoy mi alma entró en una intima unión con el Señor.

Me enseñó que siempre debo someterme a su santa voluntad.

En un solo instante te puedo dar mas de lo que tú puedas desear." (D. 1169)

La infinita bondad de Dios en la creación de los ángeles

"Oh Dios, que eres la felicidad en ti Mismo y para esta felicidad no necesitas a ninguna criatura, ya que eres en Ti Mismo la plenitud del amor, pero por tu insondable misericordia llamas a las criaturas a la existencia y las haces participes de Tu felicidad eterna y de Tu eterna vida interior divina que vives Tu, Único Dios, Trinitario en Personas.

En Tu insondable misericordia has creado los espíritus angélicos y los has admitido a Tu amor, a Tu familiaridad divina.

Los has hecho capaces de amar eternamente; aunque los has colmado, oh Señor, tan generosamente del resplandor de belleza y de amor, no obstante no ha disminuido nada Tu plenitud, oh Dios, ni tampoco su belleza y amor Te han completado a Ti, porque Tu en Ti Mismo eres todo.

Y si los has hecho participes de Tu felicidad y les permites existir y amarte, es únicamente gracias al abismo de Tu misericordia, a tu bondad insondable por la cual Te glorifican sin cesar (100), humillándose a los pies de Tu Majestad y cantando sus himnos eternos: Santo, Santo, Santo…" (D. 1741)

La Divina Misericordia en Jesús en la Eucaristía



"+ 1934. Durante la Santa Misa en la que Jesús fue expuesto en el Santisimo Sacramento, antes de la Santa Comunión vi dos rayos que salian de la Hostia Santisima, tal y como estan pintados en la imagen; uno rojo y otro palido. 

Se reflejaban sobre cada una de las hermanas y sobre las alumnas, pero no sobre todas de modo igual. Sobre algunas estaban apenas esbozados. Era el dia en que terminabamos los ejercicios espirituales de las jovencitas." (D. 336)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...