Ads 468x60px

Nuestra miseria es nada ante la Misericordia de Dios

"...Terminada la hora fui delante del Santísimo sacramento y como la miseria y la nada más
grandes, le suplique por su misericordia y que se dignara sanar y purificar mi pobre alma. De
repente oí estas palabras:  

Hija Mía, todas tus miserias han sido quemadas en el fuego de Mi amor, como una pajita arrojada en unas llamas enormes. 
Y con esta humillación atraes a ti y a otras almas todo el mar de Mi misericordia.

Y contesté: Jesús, forma mi pobre corazón según Tu divina complacencia." (D.174)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...