Ads 468x60px

Si no tenemos caridad ni misericordia con los demás.. nada somos

Jesucristo quería que en esto se nos reconozca a los cristianos:  en que nos amamos los unos a los otros.

Hay que amar a todos en general, y no odiar a nadie en particular.

Debemos practicar, según las ocasiones, múltiples formas de caridad.

Los catecismos nos hablaban de las Obras de Misericordia: son otras tantas formas magníficas de practicar la caridad. Helas aquí:

OBRAS DE MISERICORDIA CORPORALES:
Visitar y cuidar enfermos. Dar de comer al hambriento. Dar de beber al sediento. Atender a los que no tienen hogar. Procurar ropa a los necesitados. Ayudar a los encarcelados y exiliados. Acompañar a los que sufren la muerte de un ser querido.

OBRAS DE MISERICORDIA ESPIRITUALES:
Enseñar al que no sabe. Dar buen consejo al que lo necesita. Corregir al que yerra. Perdonar las injurias. Consolar al triste. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo. Rogar a Dios por vivos y difuntos.

Dice San Pablo: «Ya puedo tener una fe que mueva montañas; si no tengo caridad, no soy nada».

(P.Jorge Loring SJ. Para salvarte. 75,2)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...