Ads 468x60px

"Divina Misericordia es remedio eficaz contra todo dolor y sufrimiento" B. Juan Pablo II

En 2003 en el marco de la Fiesta de la Divina Misericordia, el Papa Juan Pablo II afirmó que ante los dolores y las angustias de todo el mundo, el Señor Jesús "ofrece como remedio eficaz la 'Divina Misericordia', pidiendo a sus ministros hacerse generosos y fieles instrumentos de ella".

Explicó que "la verdadera paz brota de un corazón reconciliado, que ha experimentado la alegría del perdón y esté, por tanto, pronta a perdonar".
"La Iglesia, recogida también hoy espiritualmente en oración en el Cenáculo, presenta a su Señor las alegrías y las esperanzas, los dolores y las angustias de todo el mundo", agregó.

Más adelante, Juan Pablo II sostuvo que "junto a los nuevos Beatos, que nos indican el camino a seguir siempre confiando en la ayuda del Señor, está espiritualmente presente entre nosotros María, Reina de los Apóstoles y de todos los santos". "Hoy la invocamos, en particular, como Madre de la Divina Misericordia, orando por toda la familia humana, consientes que sólo en la misericordia de Dios el mundo puede encontrar la paz."




Fuente: ACIPrensa


¿Realmente confías en Jesús?


Nuestro Señor quiere que confiemos en Él, pero, que significa ¿confiar?

En el diccionario aparece esta definición:
Confiar
(Del lat. *confidāre, por confidĕre).
1. tr. Encargar o poner al cuidado de alguien algún negocio u otra cosa.
2. tr. Depositar en alguien, sin más seguridad que la buena fe y la opinión que de él se tiene, la hacienda, el secreto o cualquier otra cosa. U. t. c. prnl.
3. tr. Dar esperanza a alguien de que conseguirá lo que desea.
4. intr. Esperar con firmeza y seguridad. U. t. c. prnl.
*Dicc. RAE

Hay personas que dicen “yo confío en Jesús” pero viven preocupadas y angustiadas por los problemas que se les presentan en la vida. Entonces realmente no confían en El. 

En El que siendo todopoderoso, nos ayudará en todo lo que necesitemos, tal vez no siempre como esperamos pero siempre para nuestro bien eterno. 
En El que es infinitamente bueno y que se conmueve al ver que necesitamos de El y que sufrimos. Pues Él sabe lo que es el sufrimiento.

Para realmente confiar en Jesús hemos de ponernos (nuestra vida, nuestra alma) a su cuidado. Creyendo firmemente que Él se interesa por nosotros, nos cuidará y nos ayudará en las pruebas que nos toque pasar.

Pensar encomendarle nuestros asuntos, preocupaciones con la seguridad de que sabemos que nos ama más que nadie, y ya nos ha dado la gran prueba de su gran amor muriendo en la Cruz por nosotros. Por cada uno. 

También demostramos que confiamos en Jesús si le obedecemos siempre y en todo, sus mandamientos y sus enseñanzas del Evangelio. Entonces tendremos la firme esperanza de que al final encontraremos en Él nuestra felicidad para siempre.
 
Reflexionemos queridos amig@s si verdaderamente confiamos en Jesús, y si no pongamos ya conscientemente toda nuestra confianza en El. Que tanto nos ama y quiere solamente nuestro bien eterno y verdadero.


¿Qué se necesita para ser verdaderos devotos de Jesús Misericordioso?

Como un resumen escribo aquí, lo que en su mensaje de la Divina Misericordia, Nuestro Señor quiere que hagamos, cosas sencillas que todos podemos hacer, como:
  • Que confiemos totalmente en Él, que acudamos a Él en nuestros problemas.
  • Que seamos misericordiosos con las personas que nos rodean
  • Que hagamos al menos una obra de misericordia al día, Nuestro Señor nos dice:
"...Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes dejar de hacerlo ni excusarte ni justificarte.
Te doy tres formas de ejercer misericordia al prójimo: la primera- la acción, la segunda- la palabra, y la tercera la oración. En estas tres formas está contenida la plenitud de la misericordia y es el testimonio irrefutable del amor hacia Mí."
El hacer obras de misericordia es muy importante pues Nuestro Señor nos dice:
"A través de esta imagen concederé muchas gracias a las almas; ella ha de recordar a los hombres las exigencias de Mi misericordia, porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil."
  • Que se venere su imagen de Misericordia.
  • Que oremos a las 3 de la tarde, hora de la Misericordia, hora en que Él expiró en la Cruz;
  • Que recemos el Via Crucis en esa hora si podemos, o si no podemos aunque sea una pequeña oración.
  • Que recemos la Coronilla de la Divina Misericordia, para aplacar la santa ira de Dios por tantos pecados que se hacen en todo el mundo.
  • Que celebremos la Fiesta de la Misericordia, el primer domingo despues del domingo de resurección. Y Él prometió que las personas que se confiesen y comulguen en ese día reciben la absolución total de sus pecados.
Aqui unas palabras de Nuestro Señor:
"Pinta una imagen Mía, según la visión que ves, con la Inscripción : "¡Jesús, yo confío en Ti!." Yo deseo que esta Imagen sea venerada, primero en tu capilla y después en el mundo entero. Yo prometo que el alma que honrare esta imagen, no perecerá. También le prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, pero especialmente a la hora de su muerte. Yo el Señor la defenderé como a Mi propia Gloria."

Cuando Santa Faustina contó esto en confesión, el padre le dijo que seguramente Jesús deseaba pintar esta imagen en su corazón pero ella sentía que Jesús le decía "Mi Imagen ya está en tu corazón. Yo deseo que se establezca una fiesta de la Misericordia y que esta imagen sea venerada por todo el mundo. Esta fiesta será el primer domingo después de Pascua. Deseo que los sacerdotes proclamen esta gran misericordia Mía a los pecadores."

Por orden de su confesor Santa Faustina le preguntó al Señor el significado de los rayos que aparecen en la imagen emanando del corazón y el Señor le respondió:
"Los dos rayos significan Sangre y Agua- el rayo pálido representa el Agua que justifica a las almas; el rayo rojo simboliza la Sangre, que es la vida de las almas-. Ambos rayos brotaron de las entrañas mas profundas de Mi misericordia cuando mi corazón agonizado fué abierto por una lanza en la Cruz... Bienaventurado aquel que se refugie en ellos, porque la justa mano de Dios no le seguirá hasta allí".

El Señor manifiesta su Corazón, y el agua y la sangre que de el brotaron como manantial de reconciliación para todos los hombres.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...