Ads 468x60px

En el sufrimiento tratar de unir nuestra voluntad a la voluntad de Dios

"16 de julio. De Jesús aprendo a ser buena, de Aquel que es la bondad misma, para poder ser llamada hija del Padre Celestial.

Hoy, antes de mediodía, tuve un gran disgusto; en ese sufrimiento traté de unir mi voluntad a la voluntad de Dios y alabé a Dios con el silencio.

Por la tarde fui por cinco minutos a la adoración, de repente, vi que la pequeña cruz que llevo en el pecho, estaba viva; Jesús me dijo: Hija Mía, el sufrimiento será para ti la señal de que Yo estoy contigo. 

Después de estas palabras una gran conmoción entró en mi alma." (D.669)

2 comentarios :

Pepe dijo...

Qué cierto es y qué pronto se nos olvida cuando viene el sufrimiento...

Ailyn dijo...

saludos Pepe

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...