Ads 468x60px

Cuantas gracias nos dá nuestro Señor en los retiros espirituales


"Ejercicios espirituales de ocho días.

Oh Jesús, Rey de Misericordia, he aquí de nuevo el momento en que estoy contigo a solas. Por eso Te suplico por todo el amor con el que arde Tu Corazón Divino, aniquila en mí completamente el amor propio y en cambio incendia mi corazón con el fuego de Tu amor purísimo.

Al anochecer, terminada la predica, oí estas palabras: Yo estoy contigo. Durante estos ejercicios espirituales consolidaré tu paz y tu ánimo, para que no desfallezcan tus fuerzas para el cumplimiento de Mis propósitos.

Por lo tanto durante estos ejercicios borraras absolutamente tu propia voluntad y se cumplirá en ti toda Mi voluntad. Has de saber que esto te costara mucho, por eso escribe en una página en blanco estas palabras: Desde hoy no existe en mí mi propia voluntad, y táchala.

En otra página escribe estas palabras: Desde hoy cumplo la voluntad de Dios en todas partes, siempre, en todo. No te asustes de nada, el amor te dará fuerzas y facilitara la realización.


En la meditación fundamental sobre el objetivo, es decir, sobre la elección del amor. El alma tiene que amar, tiene la necesidad de amar; el alma tiene que volcar su amor, pero no en el barro, ni en el vacío, sino en Dios.

Cuanto me alegro meditándolo, ya que siento claramente que en mi corazón esta solamente Él, únicamente Jesús Mismo; y amo a las criaturas tanto cuanto me ayudan a unirme a Dios. Amo a todos los hombres porque veo en ellos la imagen de Dios." (Diario 373)

Recordemos la gran importancia que tienen nuestras obras

"Esta mañana el Padre Sopocko partió.  Cuando me sumergí en la oración de acción de gracias por la gran gracia de Dios de haber podido encontrarme con él, fui unida de repente, de modo particular,

el Señor que me dijo: Es un sacerdote según Mi corazón, Me agradan sus esfuerzos. Ves, hija Mía, que Mi voluntad tiene que cumplirse y aquello que te he prometido lo cumplo. A través de él derramo consuelo a las almas dolientes, atormentadas; por medio de él Me ha complacido difundir el culto a Mi misericordia.  

A través de esta obra de misericordia se acercarán a Mi mas almas de cuántas se habrían acercado si él hubiera continuado absolviendo día y noche hasta el fin de su vida, porque en tal caso el trabajaría apenas hasta el fin de su vida, mientras que por esta obra trabajará hasta el fin del mundo." (Diario 1256)

En este caso el Padre Sopocko hizo obras buenas y que tienen resultados buenos y su consecuencia sigue buena hasta el fin del mundo como nos dice Nuestro Señor, pero ay de aquellos cuyas obras son malas y siguen teniendo consecuencias malas hasta el fin del mundo, como pasa con tantas personas que hacen malas películas, malos libros, malos programas etc. por poner un ejemplo ampliamente conocido. Dios les ilumine y tenga misericordia de ellos. 

Un sueño pero tuvo su significado

"Deseo anotar un sueño que tuve sobre Santa Teresa del Niño Jesús.
Era todavía novicia y tenía ciertas dificultades que no lograba resolver. Eran dificultades interiores relacionadas con las dificultades exteriores. Hice muchas novenas a varios santos, sin embargo la situación se hacia cada vez mas pesada.

Mis sufrimientos debido a esto eran tan grandes que ya no sabía como seguir viviendo; pero de repente me vino la idea de rogar a Santa Teresa del Niño Jesús. Empecé la novena a esta Santa, porque antes de entrar [en el convento] le tenia una gran devoción. Ahora la había descuidado un poco, pero en esta necesidad, empecé a rogar nuevamente con todo el fervor.

El quinto día de la novena soñé con Santa Teresa, pero como si estuviera todavía en la tierra. Me encubrió a mí el conocimiento de que era santa y comenzó a consolarme, que no me entristeciera por ese asunto, sino que confiara más a Dios.

Me dijo: Yo también sufrí muchísimo. Pero yo no estaba muy convencida de que ella hubiera sufrido mucho y le dije que me parecía que: Tú no sufriste nada. Pero Santa Teresa contestó, asegurándome que había sufrido mucho y me dijo: Sepa hermana, que dentro de tres días usted resolverá este asunto de la mejor manera. Como yo no estaba muy dispuesta a creerle, ella se me dio a conocer como santa. Entonces la alegría llenó mi alma y le dije: Tú eres santa. Y ella me contestó: Si, soy santa y tú ten confianza en que resolverás este asunto dentro de tres días.

Y le dije: Santa Teresita, dime si estaré en el cielo. Me contestó: Estarás en el cielo, hermana. ¿y seré santa? Me contestó: Serás tan santa como yo, pero tienes que confiar en el Señor Jesús. Y le pregunté si [mi] padre y [mi] madre estarían en el cielo, si me contestó: Estarán. Y pregunté todavía: Y mis hermanas y hermanos, ¿estarán en el cielo? Me contesto que rogara por ellos mucho, sin darme una respuesta clara. Entendí que necesitaban muchas oraciones.

Fue un sueño y según dice el proverbio [polaco]: el sueño es una ilusión, mientras Dios es certeza, pero tal y como me había dicho, al tercer día resolví ese difícil problema con gran facilidad. Según me había dicho, se cumplió en todos los detalles lo referente al asunto. Fue un sueño, pero tuvo su significado." (Diario 150)

Ser misericordiosos: unos con otros



AMÁOS LOS UNOS A LOS OTROS COMO YO OS HE AMADO (Jn 15, 10-11).

Todos  buscamos ser felices, Dios lo sabe. Por eso ha enviado a Jesús, en  quien “el misterio de la felicidad humana encuentra su clave” . 


 Él, que ha entregado su vida para hacernos hijos de Dios, partícipes de su vida plena y eternamente feliz, dándonos ejemplo, nos enseña cómo  alcanzarla: Amaos los unos a los otros, como Yo los he amado  (Jn 13,34). 

¡Si!; Cristo, Modelo de plenitud humana es la medida del
amor,  que es saber comprender, tratar con justicia, servir y perdonar a
 los que nos rodean (Cfr. 1 Cor 13,1-13), de una manera creativa,
concreta y activa .135 En verdad os digo que cuanto
hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo
hicisteis (Mt 25,40) ... Os he dicho esto para que mi gozo esté en
vosotros, y vuestro gozo sea pleno
(Jn 15, 10-11).

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia (Mt 5,7), ha dicho el Señor, que a través de Santa Faustina nos ha recordado: Debes
 mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes
dejar de hacerlo ni excusarte ni justificarte. Te doy tres formas de
ejercer misericordia al prójimo: la primera – la acción, la segunda – la
 palabra, a tercera – la oración. En estas tres formas está contenida la
 plenitud de la misericordia y es el testimonio irrefutable del amor
hacia Mí. De este modo el alma alaba y adora Mi misericordia
.136 Todo esto, lo resumió a Santa Faustina su Confesor, el P. el P. Andrasz, S. J., así: “Procure que quien trate con usted, se aleje feliz” .137

Nuestra vida es una peregrinación hacia la casa del Padre .
 Esta espera “es lo más opuesto a la inercia: se traduce en trabajo para  que el Reino se haga presente ya ahora mediante la instauración de las
Bienaventuranzas, capaz de suscitar también en la sociedad humana actitudes  eficaces de justicia, paz, solidaridad y perdón”  .
  Por eso, para alcanzar la verdadera, plena y eterna felicidad, debemos  practicar la misericordia con los miembros de nuestra familia, con  nuestros amigos, compañeros, vecinos, empleados, patrones y con la gente  que nos rodea, especialmente con los más necesitados, e incluso con  nuestros enemigos, confiando totalmente en el Salvador que nos pide: ¡Sed misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso! (Lc 6,36). 




Autor: P. Eugenio Lira Rugarcía
                                                                           

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...