Ads 468x60px

Yo no recompenso por el resultado positivo sino por la paciencia y el trabajo emprendido por Mí


Cuando vi. cuanto mi confesor debía sufrir a causa de la obra que Dios realizaba a través de el, me espanté durante un momento y dije al Señor Jesús, después de todo esta obra es Tuya, pues ¿por qué Te portas con él de tal modo que parece que se la dificultas, mientras exiges que la lleve adelante?

  Escribe que día y noche Mi mirada descansa sobre él y permito estas contrariedades para multiplicar sus meritos. Yo no recompenso por el resultado positivo sino por la paciencia y el trabajo emprendido por Mí. (D.86)

Entre las mas grandes dificultades y contrariedades no pierdo la paz interior ni el equilibrio en lo exterior y esto desanima a los adversarios. Entre las contrariedades la paciencia refuerza al alma. (D.607)

Hay aquí cierta persona que antes era nuestra alumna. Naturalmente me ejercita en la paciencia, me visita varias veces al día; después de cada visita estoy cansada, pero veo que es el Señor Jesús que me ha mandado esta alma.

Que todo Te alabe, oh Señor. La paciencia da gloria a Dios. Oh, qué pobres son las almas. (D.920)

"Yo no premio por el éxito en el trabajo sino por el sufrimiento"

"Un día vi interiormente lo mucho que iba a sufrir mi confesor. Los amigos lo abandonarán y todos se opondrán a usted y las fuerzas físicas disminuirán. Lo vi como un racimo de uva elegido por el Señor y arrojado bajo la prensa de los sufrimientos, su alma. Padre, en algunos momentos estaré llena de dudas respecto a mí y a esta obra.

Y vi como si Dios Mismo le fuera contrario, y pregunté al Señor ¿por qué se portaba así con el?, como si le dificultara lo que le encomendaba.

Y el Señor dijo: Me porto así con el para dar testimonio de que esta obra es Mía.

Dile que no tenga miedo de nada, Mi mirada esta puesta en él, día y noche.

En su corona habrá tantas coronas cuantas almas se salvarán a través de esta obra.

Yo no premio por el éxito en el trabajo sino
por el sufrimiento." (Diario 90)

Medios para conservar la virtud


"... ¿Cuáles son los métodos para conservar la virtud?

Combatir las tentaciones interiores con la presencia de Dios y además luchar sin temor. En cuanto a las tentaciones exteriores, evitando las ocasiones.

En total hay siete métodos principales.
El primero, la guarda de los sentidos, y [luego] evitar las ocasiones, evitar el ocio, alejar prontamente las tentaciones, evitar cualquier amistad y especialmente las particulares, [cultivar] el espíritu de mortificación, revelar las tentaciones al confesor.

Además hay cinco medios para conservar la virtud: la humildad, el espíritu de oración, la observancia de la modestia, la fidelidad a la regla, una devoción sincera a la Santísima Virgen María." (Diario 93)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...